Presupuesto: los gastos aumentarán 17% y habrá un déficit de $ 2.900 millones

Reconocen que el panorama económico de la Provincia será muy complicado. Proyectan más recursos para Desarrollo Social (51%), Educación (54%), Salud (42%), Seguridad y Justicia (42%). Pero la obra pública no será prioridad. Habrá erogaciones de capital para sostener el empleo
El gobierno de Daniel Scioli elevó finalmente ayer a la Legislatura bonaerense el proyecto de Presupuesto 2009. Tras varias horas de intensas reuniones con el mandatario provincial y referentes de ambas Cámaras y de los bloques oficialistas, los ministros Rafael Perelmiter (Economía) y Alberto Pérez (jefe de Gabinete) anunciaron que la pauta estima gastos totales por

$ 56.032 millones lo que implica un 17,7% más de los $ 47.598 pautados para el presente ejercicio.

En el texto del proyecto se reconoce que la administración bonaerense se enfrentará a un panorama más que complejo. En efecto, se afirma “que habrá contracción del crédito e incremento del costo del financiamiento tanto público como privado”. Y también se alerta “sobre una merma en la demanda por exportaciones argentinas y de un aumento en las importaciones”.

“Se prevé un mayor impacto relativo del canal comercial sobre la economía bonaerense por la alta incidencia de las exportaciones a Brasil”, concluye el informe, que acompaña el proyecto oficial.

La complicada situación hace que se torne indispensable la confluencia de los sectores de la producción (incluido el campo), funcionarios y representantes del movimiento obrero para definir planes estratégicos, que por el momento brillan por su ausencia. Incluso, en el proyecto de presupuesto 2009, no figura entre las prioridades la obra pública. Tampoco aparecen partidas presupuestarias para impulsar créditos que alienten la producción industrial y agropecuaria, en momentos en que existe una sequía que está causando estragos en territorio bonaerense.

En ese contexto, el gobierno de Scioli calcula un déficit de $ 2.904 millones lo que implica dos puntos por encima de los $ 2.846 de 2008 y prevé una necesidad de financiamiento del orden de los $ 7 mil millones que según apuntaron ayer desde el Ejecutivo se cubrirá con asistencia de organismos multilaterales, un bono que emitirá la Provincia en 2009 por 500 millones de dólares, refinanciamiento de Nación préstamos pendientes de otorgamiento.

Pese a estas cifras, Perelmiter se jactó de “haber bajado un 22% el endeudamiento”, adujo las cifras actuales (en cierta medida a las mejoras salariales otorgadas) y destacó que “en el 2008 nos mantuvimos con recursos propios y fueron reticentes a tomar endeudamiento pese a que podríamos haberlo hecho”.

La ley de leyes de la Provincia para el año entrante estima un considerable aumento en los recursos para áreas consideradas claves. A saber:

l Desarrollo Social pasará de manejar $ 1.485 millones a $ 2.246 millones, lo que implica una suba del 51%.

l Educación dispondrá de $ 17.406 millones en el próximo período frente a los $ 11.304 millones actuales.

l A Salud se le otorgaron $ 3.440 millones, un 42% más que los 2.427 millones que tiene actualmente.

l Seguridad y Justicia dispondrá en 2009 de $ 6.355 millones, un 42% extra respecto de los 4.479 millones de este año.

El año entrante, el Ejecutivo también hará una fuerte inversión en erogaciones de capital promoviendo una suba del orden del 49,5%; pasando de los $ 3.474 millones actuales a

$ 5.193 millones “para sostener el nivel de la actividad económica, como también el empleo y la producción frente a la crisis financiera internacional”, aclaró Perelmiter.

Recaudación

El proyecto oficial le demanda además un esfuerzo extra al recaudador Santiago Montoya. Es que ARBA deberá cobrar el año que viene $ 22.285 millones frente a los $ 17.959 que recaudo en este período. Por ejemplo, se proyectó recaudar un 24% más de Ingresos Brutos y un 36% extra en concepto de moratorias.

Pérez y Perelmiter presentaron ayer la iniciativa oficial acompañados por el titular de la Cámara baja provincial Horacio González y el vicepresidente primero del Senado, Federico Scarabino, entre otros legisladores del oficialismo. Ambos coincidieron en que se buscará aprobar la norma antes de fin de año (o sea en el transcurso de diciembre próximo) pero sometiéndola a la evaluación y la consulta de todas las comisiones y bloques que corresponda.

Ayer también se presentó junto con el proyecto de Presupuesto 2009 la ley Impositiva para el próximo año. Allí figura el rebalanceo en el Inmobiliario Rural anunciado hace una semana, a partir del cual habrá un aumento del orden del 20% para 150 mil propiedades con una valuación superior a 250 mil dólares y eximirán del gravamen a un millón de contribuyentes, los más pobres de la Provincia en una medida que persigue equidad social.

La ley Impositiva también incluye una batería de medidas para combatir la evasión como que ARBA intervenga en la compraventa de inmuebles como ya lo hace la AFIP.

Comentá la nota