El presupuesto espantó el espíritu navideño

Los gastos y el financiamiento previsto para 2010 por el gobierno de Santa Fe rebotaron en la mayoría justicialista del Senado, y seguirán en el ping pong legislativo. En febrero, el oficialismo buscará el apoyo kirchnerista.
Mar de fondo. El diputado socialista Joaquín Blanco acusó al PJ de "buscar el desfinanciamiento de la Provincia".

En el gobierno de Hermes Binner asumen como un hecho que empezarán el 2010 sin contar con el presupuesto aprobado, y esa carencia le complicará aún más el tránsito sobre la segunda mitad de la gestión. No disponer de la llamada "ley de leyes" significa el peor de los escenarios para los funcionarios y legisladores del Frente Progresista (FP), pero tampoco se resignan a aceptar el proyecto recortado que esta semana la mayoría justicialista les impuso desde el Senado provincial.

El miércoles, en Diputados –donde el FP tiene el control– el oficialismo ignorará la propuesta de la Cámara Alta e insistirá por mayoría simple con el proyecto original, que calcula gastos por 19.700 millones de pesos, con un déficit de 1.800 millones. Binner propone achicar esa brecha con una reforma tributaria que le permita hacerse de 1.200 millones extra y la autorización para endeudarse. "Es para amortizar deuda e incorporar bienes de capital. Basta de chicanear con que lo vamos a usar para gastos corrientes. Lean el proyecto", bramó el diputado socialista Joaquín Blanco. Es que desde el PJ alegan que no quieren firmarle "un cheque en blanco" al gobierno para que "siga incrementando el gasto político".

Si Diputados, que es la cámara de origen, ratifica su versión del presupuesto, el Senado podrá finalmente aceptarla –algo improbable por la firme oposición peronista– o insistir a su vez en su proyecto. Para entonces, el almanaque habrá llegado a febrero, cuando el oficialismo en Diputados necesite de los dos tercios del recinto para sancionar la ley. El FP no tiene esa mayoría propia. El presupuesto 2009 logró sacarlo adelante recién en marzo y gracias a que logró el apoyo de los peronistas del Frente para la Victoria. El jefe de ese bloque, Luis Rubeo, se mostró esta vez junto a sus pares del reutemismo. Pero también es cierto que en el kirchnerismo provincial no todos piensan igual. El sindicalista Claudio Leoni (municipales) ha dicho que la reforma tributaria es necesaria "para que la provincia no se incendie". El oficialismo, entonces, espera meter allí una cuña e intentar cosechar voluntades en el bloque K que le permita entonces sancionar la imprescindible ley.

POLÉMICA POR LOS CARGOS. El diputado Blanco refutó la acusación del PJ, acerca de la creación de 9.000 cargos en la planta de la administración provincial. Basado en un informe de la Subsecretaría de Recursos Humanos, Blanco señaló: "En estos dos años ingresaron 2.700 agentes al Estado. El 83 por ciento fueron docentes, policías y profesionales de salud, mientras que en la última gestión de Jorge Obeid entraron 8.900 nuevos empleados, la mitad fue a parar a la administración central. Y en el presupuesto 2010 estimamos la creación de 2.693 cargos, cuyo 77 por ciento está destinado a más docentes, personal de seguridad y para el nuevo sistema de justicia penal".

Morosas y famosas

En medio del debate en Diputados por la reforma tributaria que quiere el Frente Progresista, y la moratoria que propone el PJ, trascendió el nombre de diez grandes empresas que, en conjunto, le adeudan al fisco provincial 105 millones de pesos y que se verían beneficiadas con esa última medida. Estas son Shell Argentina, Banco de Galicia, Banco de Boston, Esso, Banco Santander Río, Petrobras, Agrotracción SA, Monsanto, Citibank y Toyota. A mediados de este año, el Estado provincial había acudido a la Justicia para pedir el embargo de las cuentas bancarias de algunas de estas empresas morosas.

Para la diputada Silvina Frana (PJ), la moratoria "es una manera de que el Gobierno cuente con dinero fresco, y que los contribuyentes que sufrieron la crisis y no pudieron pagar puedan ponerse al día". El ministro de Economía, Ángel Sciara, es remiso a instrumentar esta contemplación porque la considera injusta para el buen contribuyente.

Comentá la nota