"El Presupuesto es un elemento importante para definir políticas de gobierno"

El diputado provincial Raúl Lamberto (PS-FPCyS) explicó a Sin Mordaza el tratamiento que la Cámara baja se alistaba a dar al Presupuesto 2009, sus alcances, expectativas y posibles "retoques".
En ese sentido, el legislador oficialista explicó que "efectivamente, tiene despacho en la Comisión de Presupuesto, con preferencia para hoy (por ayer) y, si todo está normal sería aprobado en la Cámara baja, para luego pasar con media sanción a Senadores". "Esperamos que sea aprobado ya que es un elemento importante para definir una política de gobierno. Es el primer presupuesto de esta gestión ya que el de 2008 fue formulado por la administración del Gobernador Obeid", comentó Lamberto.

Asimismo, indicó que "hubo que introducir cambios importantes al mismo porque este Gobierno también ha hecho cambios de fondo como toda una estructura del Ejecutivo, con nuevos ministerios".

Respecto de algunos retoques que se han producido, el diputado señaló que "el tema principal que ha tenido reformulación es la reforma tributaria, que no prosperó. Ésta tuvo un mensaje del Ejecutivo pidiendo la reformulación de partidas; en materia de personal, tenía prevista la inclusión de 5.300 cargos nuevos para las áreas de seguridad, salud, educación y justicia, áreas que han sido sometidas a profundos cambios. Por ejemplo, en educación, la implementación del secundario obligatorio".

En consonancia, sobre posibles cuestionamientos al mismo (ya que al elaborarse el dólar estaba más bajo y la proyección del crecimiento de Argentina por la crisis) Lamberto opinó que "hay tres variables muy difíciles de predecir: el crecimiento, la inflación y el precio del dólar. Las dos primeras tienen mayor incidencia en el Presupuesto; y la cotización del dólar puede incidir en algún crédito internacional. Lo que pasa que tampoco existen análisis que nos permitan darnos cuenta de la implicancia de cada uno. Sí hemos llevado las cifras a valores aproximados".

"Nos pareció que atento a la gran incertidumbre económica era mejor no introducir nuevas modificaciones y manejarnos con los parámetros que ya teníamos establecidos: la proyección del crecimiento en un 5 por ciento y la de la inflación en un 18 por ciento".

Comentá la nota