"El presupuesto es un dibujo"

Para el concejal del Frepam, Rubens Obiols, el presupuesto municipal que ronda los 100 millones de pesos es, por ahora, "sólo un dibujo de cifras". El legislador opositor adelantó que solicitó a los funcionarios de economía que presenten al Concejo Deliberante un detalle de los gastos ejecutados en 2009.
Obiols considera imprescindible esa información para realizar una comparación sobre el destino de las partidas y en qué áreas se gastaron los dineros públicos. "El contador municipal se comprometió a enviar el ejecutado de gastos y esperamos contar con ese informe lo antes posible", explicó.

El presupuesto fue elevado a los ediles hacia fines de 2009 y ahora los funcionarios a cargo de las diferentes áreas, deberán explicar el destino de los fondos que se les piensa asignar. Las rondas de consultas comenzarían en la segunda quincena de febrero, según se supo ayer.

Obiols se mostró muy escéptico con el rumbo de la economía municipal y el "déficit estructural" que tiene la composición del presupuesto, cuyos cifras en rojo se arrastran desde hace décadas.

Uno de los puntos más débiles es la cantidad de dinero que debe desembolsar la comuna cada mes para afrontar el pago de los salarios. El 65 por ciento del presupuesto se destina a solventar los gastos de personal. La oposición presume que por mes la municipalidad piquense recibe no menos de un millón y medio de pesos, remitidos desde la provincia, solamente para pagar los sueldos. Los ediles quieren saber si ese dinero está siendo transferido en concepto de adelantos de coparticipación o como aportes que después son condonados. El concejal Obiols aseguró que el nuevo presupuesto prevé un nivel de endeudamiento similar al del año anterior y que se mantiene un fuerte "desequilibrio financiero".

La masa de recursos enviados desde el Gobierno provincial hacia la comuna piquense ya había provocado varios cortos circuitos políticos durante 2009, al considerar que se estaba favoreciendo la gestión del intendente Jorge Tebes, en detrimento de otras que están en manos de la oposición.

Negativos.

La palabra "inviable" es la que más se escucha cuando se trata de definir cómo está la estructura financiera y económica del municipio. Lo dice la oposición de manera abierta y lo admiten por lo bajo los funcionarios de economía, que están todos los días lidiando con las cifras. Para Obiols, la solución pasa por ampliar la masa de dinero que se coparticipa o por mejorar el porcentaje que reciben los municipios, del total del presupuesto provincial. "Es insignificante la plata que reciben las municipalidades comparado con lo que gasta el gobierno en su conjunto", afirmó Obiols.

El edil radical reclamó que los municipios tomen otra actitud distinta y dejen de lado la continua dependencia. "Se necesita otro tipo de compromisos como, por ejemplo, podría ser la cobranza de los impuestos provinciales, que sería otra fuente de ingreso", detalló. Desde el bloque opositor se admite que la actual gestión del intendente Tebes es "más prolija" que las anteriores, pero ven una falta de planificación para resolver el dilema estructural que presentan las cuentas públicas.

"En General Pico tenemos un componente de más de 65 por ciento del presupuesto para gastos de personal; eso es algo que debe resolverse con el paso del tiempo y no con medidas de un día para el otro", explicó Obiols, que no ve políticas que puedan corregir el defasaje que esas cifras producen, con respecto a los ingresos. "Son más ordenados que las anteriores, pero de fondo no corrigen nada", dijo sobre el final al referirse al intendente Tebes y su equipo de gobierno.

Comentá la nota