El presupuesto dejó a la vista una fuerte interna en Cambiemos

El presupuesto dejó a la vista una fuerte interna en Cambiemos

Por un planteo informal, quedó en evidencia que hay una interna brava dentro del bloque. ¿Cómo lo resolverán de acá a octubre? Lee detalles acá.

El tratamiento del presupuesto durante la sesión del próximo lunes dejó algunos datos de color que no tienen desperdicio. Pero además, dejó entrever algunas internas, principalmente en el bloque Cambiemos.

Ahora que el cálculo de recursos estaría encaminado, surgen cuestiones de fondo no menos centrales que podrían interferir en el acuerdo entre bloques por tratar el presupuesto. El más importante, es determinar de dónde saldrá el dinero para que la comuna cumpla con el pago de obligaciones que se está presupuestando ya que muchos ediles plantean una suba de impuestos menor a la pretendida.

Pero además de esos "inconvenientes", lo que quedó en evidencia es que existe una interna (no resuelta) entre los integrantes del bloque Cambiemos. El siempre candidato Jorge Martínez Salas no quiere ceder parte del manejo del grupo y ya tiene fuertes cruces con Antonio Luna y Rosa Estanga, ambos alineados a otro espacio del radicalismo local.

Según indicaron a SECTOR INFORMATIVO, cuando se acordó el tratamiento del presupuesto para el próximo lunes, el edil Sebastián Alvarez dijo delante de sus compañeros del HCD que había hablado con Salas sobre una suba (de un 1 punto) en el aporte de la comuna a bomberos voluntarios. Estanga habría salido al cruce y puesto el grito en el cielo diciéndole: "hablaste con Jorge? Cuando? Si ni nosotros podemos hablar con él?".

Más allá de la anécdota, la situación dejó al desnudo algo que era evidente desde mediados de año: la interna en Cambiemos y la necesidad -muy fuerte- de buscar otro líder que no sea el siempre candidato radical, por más que a él le duela.

La elección de autoridades internas que dejaron al frente de la UCR local a Diego Piacentini, por sólo 3 votos de diferencia, contra Antonio Luna, tampoco ayudó. Es que la elección fue tan reñida que el ganador no consiguió la cuota de autoridad que se necesitaba dentro y fuera del partido. Hablando claro: en la elección, Luna respondía al ex intendente Baldo y Piacentini al desmejorado Martínez Salas. La interna, de hecho, era para determinar qué grupo comandaría la fuerza por este año (algo central porque hay elecciones)... la verdad es que, quienes eran los candidatos, realmente era lo de menos. La interna trascendía a los candidatos visibles.. ¿se entiende?

¿Cómo siguen las cosas ahora en el bloque? Es dificil saberlo. En los pasillos se afirma que Salas quiere ser nuevamente candidato pero que su propia familia le puso un freno. También está el grupo que considera que es un dirigente "del pasado" y que no tiene posibilidades. Lo que hará Carlos Casado, quien tendría mayores chances de triunfo, determinarán la jugada final. 

También hay que esperar y analizar el desempeño de Miguel Cisneros y del joven Damián Feola, este último el único y verdadero dirigente que el PRO tiene en la ciudad. De hecho, hay una orden directa de la Gobernación y la Nación para que se impulse la jugada y candidatura de Feola en las próximas elecciones. El PRO quiere gente propia en Villa Gesell y el radicalismo no logra establecerse en ese esquema de trabajo.  

Coment� la nota