El presupuesto de Buzzi contará con el aporte de empleados municipales

Todas las áreas de la Municipalidad de Comodoro Rivadavia tendrán participación en lo que concierne a la elaboración del Presupuesto Municipal 2010. Se busca así optimizar, a través de la reasignación de fondos, la utilización de los recursos públicos.
Los encuentros de los que participarán las distintas dependencias comenzarán hoy, según el cronograma diseñado y que se conoció ayer.

"Con el fin de generar una política participativa integral, que contribuya a la optimización de los recursos, la calidad de los servicios, la transparencia de la gestión y compatibilice los lineamientos políticos con la experiencia del personal, la gestión del intendente Martín Buzzi llevará a cabo, conjuntamente con el aporte de las áreas que integran la Administración Pública local, la elaboración del Presupuesto Municipal 2010, el cual será elevado al Concejo Deliberante en el mes de noviembre", se resaltó desde el área de Prensa.

Al respecto, el secretario de Participación Ciudadana y Descentralización, Hugo Plunkett, indicó que "se trata de incentivar la participación de todas las áreas en la elaboración del Presupuesto Municipal 2010, volviendo al presupuesto por programas, que será diseñado no sólo por los secretarios y subsecretarios, sino también por los directores generales de todas las dependencias".

METODOLOGIA DE TRABAJO

Según estableció el intendente Buzzi, la elaboración del plan presupuestario correspondiente al año que viene tendrá una modalidad de taller, del que participarán secretarios, subsecretarios, directores generales y directores, con el compromiso de transmitir y trabajar al interior de las áreas de su competencia, el alcance de la propuesta.

En referencia a los encuentros, entre los que se estipulan entre dos y tres instancias, Plunkett explicó que en la primera reunión se avanzará sobre los programas, delimitando los objetivos, las metas y las acciones que va a desarrollar cada uno el próximo año.

En la segunda jornada se le asignará a cada programa los recursos, cuya aplicación deberá ser analizada en torno a tres escenarios presupuestarios posibles: uno es repitiendo el presupuesto actual, es decir conservando la situación de hoy, el segundo consiste en un escenario optimista que incorpora un 10% más sobre ese presupuesto y un escenario pesimista donde puede reducirse el presupuesto en un 10%.

"Lo que se busca es delinear un presupuesto de proyección tentativo, decidido en forma participativa por los miembros de las secretarías correspondientes, teniendo en cuenta las posibles variables, ya sea de ampliación o de recorte de recursos", puntualizó Plunkett.

Comentá la nota