"El presupuesto es austero y con clara vocación social"

Dentro de un contexto al que calificó como "muy difícil", el intendente señaló su satisfacción por cerrar el actual ejercicio "en una situación de absoluto equilibrio".
Un aumento del 15 por ciento en las tasas de Alumbrado, Barrido, Limpieza y Conservación de la Vía Pública para los mayores contribuyentes, una disminución en la cantidad de cargos políticos y un crecimiento de los fondos destinados al Hospital Municipal, fueron algunos de los puntos destacados del presupuesto comunal 2010, presentado ayer en la sala Estomba del municipio.

El acto fue presidido por el intendente Cristian Breitenstein, quien oficializó los cambios y designaciones de funcionarios que compondrán su gabinete (ver aparte).

"El presupuesto tres características básicas: es austero, absolutamente responsable para los tiempos que corren y con una clara vocación social", señaló el jefe comunal.

De acuerdo con lo indicado, el presupuesto previsto para 2010 se ubica en 322.973.698 de pesos, con un aumento del 19,3 por ciento respecto del año anterior.

De ese total, el porcentaje más elevado corresponde a Gastos del Personal, con el 42,71 por ciento, seguido por el rubro de Servicios no Personales, con el 24,90, y Gastos Figurativos, con el 18,67 por ciento.

Dado el actual contexto económico y financiero, al que Breitenstein calificó como "muy difícil", el intendente señaló su satisfacción por cerrar el actual ejercicio "en una situación de absoluto equilibrio, sin déficit ni endeudamiento".

El jefe comunal remarcó que uno de los mayores méritos de esta situación se debe al alto porcentaje de cobrabilidad de impuestos que registra nuestra ciudad, uno de los más elevados de la provincia.

"Esos índices se incrementaron en los últimos años merced a una excelente vocación recaudatoria, pero, fundamentalmente, por la actitud solidaria de la mayoría de los vecinos que son quienes pagan. Esto implica una cultura muy favorable, que permite que la mayoría de nuestros recursos sean de origen municipal", destacó.

Breitenstein resaltó, además, la posibilidad que ha permitido la obra pública, tanto la generada con recursos municipales como provinciales y nacionales, de sostener un elevado nivel de empleo y mejorar la situación laboral de cientos de familias.

"Por vía directa o indirecta, nuestra principal finalidad será atender a aquellos que estén en emergencia social y de salud. Vamos a ocuparnos de las situaciones sociales más delicadas, en un ámbito de austeridad y responsabilidad", agregó.

Por último, el titular del Ejecutivo se esperanzó en encontrar un ámbito de "diálogo y consenso" en el nuevo Concejo Deliberante, adonde será remitido el presupuesto para su consideración.

"Vamos a dialogar con todos los bloques de concejales para explicarles cada particularidad. El presupuesto es la principal herramienta del gobierno para administrar los servicios y atender las necesidades de los bahienses. Por eso, más allá de las diferencias, posturas, polémicas y críticas, necesitamos celeridad y un rápido consenso", agregó.

Palabras técnicas

Terminada la presentación formal del presupuesto 2010, correspondió al contador Hugo Borelli, en una de sus últimas intervenciones como responsable del área de Economía antes de asumir como secretario de Gobierno, explicarlo desde el punto de vista técnico.

Tras señalar que el presupuesto es la cuantificación del plan de gobierno, explicó que, desde el segundo semestre del año, la comuna trabaja en un plan de austeridad para adecuar las finanzas al contexto financiero y económico, destacando la decisión del intendente de eliminar 18 cargos políticos.

"Es un gesto claro que la política de austeridad empieza por el propio gabinete", explicó Borelli, quien planteó que el presupuesto estableció sus prioridades de inversión en las áreas de Salud y Promoción Social, y en un intensivo programa de obras públicas.

Resaltó, además, los cambios operacionales que la comuna ha registrado en los últimos años, "en una sociedad que reclama que la Municipalidad se ocupe de casi todo".

"No se trata ya de cobrar impuestos. Hoy el municipio debe ocuparse de programas de desarrollo económico, de la seguridad ciudadana, del medio ambiente, de dar capacitación y de la protección a la niñez y adolescencia", ejemplificó.

Definió como de "un extraordinario esfuerzo" el aumento de la partida asignada al Hospital Municipal, "actitud que pone en valor la decisión política de tener un nosocomio cada vez con mayor capacidad de respuesta para la gente".

Los ajustes

Teniendo en cuenta que en 2010 los ingresos por coparticipación provincial se verán disminuidos (de 82 millones pasarán a 74), Borelli anticipó que el municipio implementará ajustes en materia de impuestos.

Por un lado, modificará la alícuota de la tasa del ABL, con un aumento del 15 por ciento. Por otra parte, se implementará un sistema de adecuación para la tasa de Seguridad e Higiene.

En este segundo caso, se implementará una política "más equitativa", de manera de beneficiar a los pequeños y medianos comerciantes.

"Se creará un mecanismo de tasa progresiva, que dependerá del monto imponible de cada comerciante. El pequeño y mediano contribuyente va tener una rebaja respecto de 2009, de entre el 5 y el 8 por ciento, y habrá aumentos para los grandes contribuyentes, buscando obtener un mejor reparto tributario", explicó Borelli.

Fondos provenientes del gobierno nacional

Si bien el presupuesto municipal 2010 es de 322.973.698 pesos, en el detalle enviado al Concejo Deliberante ese número es superior, ya que incluye 174.842.529,32 pesos correspondiente al dinero girado desde el gobierno nacional para realizar obras en la ciudad.

El secretario Borelli explicó que ese monto se incluye por una obligación "técnica y legal".

"Representa el dinero de todos los convenios de obras en marcha, firmados y financiados por el gobierno nacional, comprometidos por licitaciones y convenios. Esta inclusión no representa un error, porque es obligatoria hacerlo", indicó.

Las 18 bajas

Consultado sobre los 18 cargos políticos que dejarán de tener vigencia en el nuevo presupuesto, Borelli se excusó de dar precisiones al respecto, derivando la consulta a Ramiro Villalba, quien lo reemplazará como secretario de Economía y Hacienda.

"No son cargos de primera línea. Son funcionarios que fueron contratados por algún trabajo puntual y que ya no se necesitan o han sido removidos", señaló Villalba.

Fuentes de financiamiento

Tesoro municipal, 60,34%.

De origen nacional, 32,67%.

De origen provincial, 3,18%.

De origen municipal, 3,40%.

Transferencias internas, 0,23%.

Crédito interno, 0,19%.

Cálculos de recursos

Seguridad e Higiene, 28%.

Coparticipación provincial, 25%.

ABL, 15%.

Ingresos de otras jurisdicciones, 8%.

Otras tasas y derechos, 7%.

ABL, ejercicios anteriores, 4%.

Tasa de salud, 4%.

Seguridad e Higiene ejercicios anteriores, 3%.

Multas y contravenciones, 2%.

Ingresos de capital, 2%.

Estacionamiento tarifado, 1%

Comentá la nota