El presupuesto del CPE no alcanzaría para mantener el servicio de viandas.

El presupuesto del CPE no alcanzaría para mantener el servicio de viandas.
Lo afirmó la subsecretaria de Educación, Patricia Ruiz, a dos semanas del inicio de clases. Analizan reemplazarlas con un refrigerio reforzado.

El servicio de viandas se ofreció en 2008 a 10.687 estudiantes de escuelas medias.

Neuquén > La subsecretaria de Educación y presidenta del Consejo Provincial de Educación, Patricia Ruiz, afirmó que “con el presupuesto del 2009 será imposible mantener el servicio de viandas que se brindó el año pasado en los colegios secundarios”.

Ese servicio se ofreció a 10.687 alumnos de escuelas medias durante el ciclo anterior. A menos de dos semanas del inicio de clases, Ruiz admitió que aún no se definió qué alimento se les dará a los adolescentes para abastecer sus necesidades en las horas que están fuera de sus casas.

“Así como funcionaron las viandas el año pasado, este año es imposible que se den con el presupuesto que tenemos”, aseveró la funcionaria, quien recalcó: “Estamos viendo la posibilidad de reemplazarlo con un refrigerio reforzado, más nutritivo”.

El costo del servicio de viandas varió según el proveedor que lo proporcionó. Fueron siete las empresas adjudicadas durante el 2008 para realizar y entregar las viandas que valieron entre los 13 y 14 pesos cada una.

Esta vianda consistió en un sándwich con 100 gramos de pan, 120 gramos de carne de vaca o pollo hecho en milanesa o con esa cantidad de jamón y queso. Además se les daba a los alumnos un alfajor o una fruta. Como variantes se incluía una porción de pizza o tarta.

La directora de Alimentación y Nutrición del Consejo Provincial de Educación (CPE), Alicia Genga, especificó que esa ración de alimentación tiene entre 600 y 700 calorías.

“Es una porción importante para una dieta equilibrada que para un chico de esa edad debería estar entre las 2.000 calorías diarias”, explicó Genga.

“Además, hemos visto que tampoco ha sido un buen servicio el que se brindaba”, explicó la subsecretaria de Educación.

En ese sentido, Ruiz manifestó que se están realizando relevamientos con los supervisores junto con personal de Desarrollo Social para verificar si los comedores con que cuentan los barrios podría cumplir ese servicio. Aunque informó que esa iniciativa no está avanzada.

La vianda en el nivel medio es un servicio que se inició hace aproximadamente tres años tras los problemas económicos cada vez más fuertes que sufre el grupo familiar. Y aunque no parece ser el más apropiado para la alimentación de un joven, tampoco su ausencia parece serlo.

Menor costo y más calidad

“Que el servicio de viandas así como está no es satisfactorio no significa que lo podamos sacar”, expresó Eli Roos, vocal gremial del Consejo Provincial de Educación.

Roos resaltó que el costo de esta alimentación no puede ser el único margen para determinar su eliminación, ya que los chicos están muchas horas fuera de sus viviendas por lo que necesitan contar con algún alimento para comer.

“Hay que empezar a estudiar una idea superadora, estamos convencidas de que puede ser por menos costo y de mejor calidad alimenticia. Con una propuesta en la mano tenemos que conversarlo con los directores y con los centros de estudiantes”, afirmó la vocal gremial.

En la sesión de ayer del Cuerpo Colegiado del Consejo Provincial de Educación, las vocales gremiales plantearon la urgencia de conversar acerca de esta temática pero quedó pendiente para un próximo encuentro a realizarse la semana que viene.

Comentá la nota