Presupuesto 2010: se ultiman los detalles en el proyecto que será enviado mañana

El gobernador Jorge Capitanich y su ministro de Economía, Eduardo Aguilar, trabajan a destajo para pulir

los números finales del documento. Se confirma que habrá una fuerte contención y reducción en los gastos.

El trabajo por estas horas para definir los números definitivos del proyecto de presupuesto para el año que viene resulta intenso en los despachos de Casa de Gobierno.

A razón de verdad, esta tarea involucra principalmente al gobernador Jorge Capitanich y el ministro de Economía, Eduardo Aguilar, quienes están trabajando a contrarreloj para poder entregar en tiempo y forma el documento a la Legislatura.

La iniciativa será remitida mañana a la Cámara de Diputados para que comience a ser analizada en comisiones y reciba las objeciones y aceptaciones de rigor; antes de ser votada en el recinto, hacia finales de este año.

Hermetismo

Por el momento no trascendió ninguna cifra concreta sobre el número final que llevará el presupuesto.

De todas formas es un hecho que será superior al planteado este año ($5.500 millones), aunque sin evidenciar un crecimiento tan notorio como el dado entre los de 2008 y 2009.

Semanas atrás Aguilar explicó a este matutino que para 2010 esperan un crecimiento en la economía nacional y provincial. Aunque aclaró que «no será tan robusto como el que hubo en años anteriores».

Cabe señalar que entre 2003 y 2007 la economía argentina avanzaba con viento de cola, a razón de unos formidables seis a ocho puntos porcentuales anuales.

En aquella ocasión el titular de Hacienda confesó que el único ítem en que habría un incremento marcado «será en lo referente a gastos de personal, por los aumentos dados este año entre mayo y junio, a distintos sectores». A ello deberán añadirse los cargos por antigüedad.

Sin concesiones

para nadie

Una de las premisas fundamentales que se plantearon desde Casa de Gobierno es no conceder a los demás poderes, presupuestos que luego sean imposibles de afrontar.

La Legislatura acompañaría esta decisión, con un presupuesto que, aunque mayor, no sería tanto como el pretendido originalmente.

El mayor escollo se presentará en las negociaciones con el Poder Judicial, que pretende un sustancial incremento en las partidas. Cabe señalar que los jueces del Superior Tribunal de Justicia aseguraron que no llegarán a fin de año con los recursos actuales.

Esto desató un crudo enfrentamiento con el Ejecutivo, por su negativa a entregar partidas adicionales durante lo que queda de 2009.

Comentá la nota