Presupuesto 2010: Provincia recibiría por coparticipación $ 500 M menos que lo estimado

Así surge de un estudio del Ieral. La pauta de ingresos nacional estaría sobreestimada y eso repercutiría en que Córdoba reciba menos transferencias automáticas que las que están proyectadas.
Cuando el gobierno provincial termine el armado del presupuesto para el próximo año, deberá tener mucho cuidado de realizar un cálculo de ingresos lo más realista posible, evitando situaciones como las que se viven actualmente de que la entrada de recursos por coparticipación es mucho menor a la que se esperaba.

En esta línea se inscribe un informe del Ieral de Fundación Mediterránea presentado ayer en el almuerzo de trabajo organizado por dicha institución, que afirma que el año próximo las arcas de la Casa de las Tejas captarían transferencias automáticas por 7.220 millones de pesos y no por 7.711 millones, tal como está establecido en el presupuesto nacional para el próximo año. En otros términos, la pauta de envío de fondos por coparticipación para Córdoba estaría sobrevaluada en 500 millones de pesos.

Según el investigador jefe del Ieral, Marcelo Capello, esta diferencia se explica en que las autoridades del Ministerio de Economía a nivel nacional habrían sobreestimado el nivel de ingresos y subestimado el de egresos para el último trimestre del corriente año, lo que afecta a la pauta del año próximo, ya que habría para 2010 un colchón de dinero de base mayor al que realmente podría presentarse.

De acuerdo a la proyección de la cartera que encabeza Amado Boudou, el aumento en el nivel de ingresos entre setiembre y diciembre será del 26 por ciento, cuando hasta agosto fue de sólo el 11 por ciento, mientras que el gasto caería en cinco puntos porcentuales; ambas situaciones de difícil cumplimiento.

Capello asegura en este marco que "la base ‘inflada’ de 2009 invalida buena parte de las proyecciones de ingresos y egresos contenidas en el Presupuesto 2010". Precisamente, una de las cuestiones que no tendrían validez es la de las transferencias automáticas. Para el caso específico de Córdoba, por ejemplo, el presupuesto plantea un aumento del 18,8 por ciento en los giros, que significa en la práctica 1.221 millones de pesos más que los 6.500 millones con los que finalizará el año. Sin embargo, un pronóstico más cercano a la realidad indica que el incremento en las transferencias alcanzaría al 11,2 por ciento; es decir, en realidad, 730 millones de pesos más que en el corriente ejercicio.

Estas cifras demuestran la necesidad de que el gobierno provincial realice una proyección cautelosa de los ingresos para evitar, como sucede actualmente, que por mes ingresen por coparticipación alrededor de 100 millones de pesos menos que lo que estaba previsto, lo cual, lógicamente, complica aún más las alicaídas finanzas provinciales.

PAF aliviador

Otro punto que será crucial para las arcas de la Provincia de cara al próximo año es la negociación del Programa de Asistencia Financiera (PAF), que podría permitir que Córdoba cubra el 90 por ciento del total de sus servicios de deuda.

El informe del Ieral expresa al respecto que, en 2010, la Provincia deberá afrontar vencimientos por capital e intereses de la deuda de la Administración General por poco más de 1.100 millones de pesos. Si se tiene en cuenta que el PAF presupuestado por la Nación para 2010 es un 66 por ciento mayor a los casi 12.000 millones de 2009, de mantenerse el porcentaje correspondiente a la jurisdicción mediterránea en el 8,4 por ciento de ese total, Córdoba percibiría 993 millones de pesos el año próximo. En la práctica, tendría prácticamente toda su deuda con la Nación saldada, siempre y cuando el gobierno cumpla efectivamente con el envío de los fondos y no como sucede en la actualidad que debe varias cuotas del PAF.

Comentá la nota