El presupuesto 2010 contempla 3.100 millones de erogaciones en personal y 2.280 en inversión pública

El presupuesto del Estado chaqueño para el año que viene prevé una erogación total en salarios de la administración pública de 3.100 millones de pesos, una cifra muy superior a la prevista para la inversión, que será de 2.280 millones. Esos son los rasgos más destacados de la proyección de recursos y erogaciones que el Poder Ejecutivo elevará este mes a la Legislatura.
El adelanto de esas cifras fue brindado por el gobernador Jorge Capitanich, quien dijo que el presupuesto se elaboró con un criterio de "máxima prudencia" en el cálculo de los ingresos, luego de que en 2009 la crisis internacional hiciera que los ingresos de coparticipación federal estuvieran muy por debajo de lo estimado.

Perspectiva de mejora

Capitanich, en declaraciones a FM Universidad, recordó que el presupuesto provincial, en sus expectativas, tiene una elevada dependencia de las transferencias de recursos de origen federal. "Nosotros observamos una perspectiva de recuperación de la actividad económica, que puede inducir a una recuperación del flujo de coparticipación federal y otras transferencias nacionales, tanto automáticas como de asignación específica", comentó.

"Planificamos el presupuesto con una máxima prudencia en la estimación de ingresos, y en materia de erogaciones nos planteamos los cinco rubros esenciales. El primero es personal, donde proyectamos 3.100 millones de pesos", indicó.

El reparto del resto es con 301 millones para bienes y servicios no personales, 152 millones para intereses de la deuda pública y transferencias (99 millones para docentes privados de 119 escuelas, 598 millones por participación municipal, fondos sociales y unos 164 millones del fondo sojero). Para la inversión pública se prevé un total de 2.280 millones de pesos, con distintas fuentes de financiamiento.

El gobernador dijo que con esa inversión "se podrían generar 15.000 empleos, inicialmente", con un listado de obras que también forma parte del presupuesto que llegará a la Legislatura.

Los pagos de sueldos

En otro momento de sus declaraciones, se refirió a las quejas por las demoras en los pagos salariales de cada mes. "Nosotros tenemos un programa de financiamiento para mantener el cumplimiento de obligaciones salariales y haberes jubilatorios. En los primeros cinco a siete días de cada mes, cumplimos con más del 92% de todas las obligaciones salariales que tiene el Estado provincial. Las remuneraciones superiores son haberes extremadamente altos. Nos preocupa priorizar a las personas que tienen menor nivel de ingresos", dijo.

"Hasta 3.000 pesos son el 72% de los haberes, y existen salarios de activos y haberes jubilatorios con cifras irritativas, producto de un diseño legislativo que no fue de esta gestión, sino que corresponde a un sistema previsional donde nunca se planteó un cálculo actuarial como el que estamos haciendo nosotros.

Las administraciones anteriores destruyeron al sistema previsional, destruyeron las empresas públicas, aumentaron el endeudamiento de una manera irresponsable, teniendo la mayoría en la Legislatura impulsaron una multiplicidad de iniciativas para incrementar el gasto primario, y es importante recordar que en agosto de 2007, antes de las elecciones, la masa salarial del sector público era de 134 millones de pesos, en noviembre ya había subido a 175 millones, todo producto de iniciativas legislativas que no correspondían a una transición ordenada, porque jamás la Alianza reconoció la legítima victoria electoral que obtuvimos en las urnas", reprochó.

El gobernador dijo que eso complicó su gestión desde un comienzo "porque es muy difícil, con actores irracionales y actores políticos que sólo plantean una estrategia de conspiración permanente, planificar políticas públicas de largo plazo".

"Nosotros ponemos el máximo nivel de responsabilidad para diseñar una política de largo alcance. En el caso concreto del personal de la administración pública, tenemos en cuatro años de gestión la perspectiva de tener 5.000 agentes públicos jubilados. Los contratados que se tomaron en nuestra gestión fue para la regularización de porteros en Educación, por demandas específicas del Ministerio de Salud Pública y todo el personal transitorio de becas estará sujeto a un programa de reconversión, desde el punto de vista productivo, para capacitación e inserción laboral", sostuvo.

"Por lo tanto, no sólo que no habremos de incrementar la planta del sector público, sino que por el contrario, vamos a plantear un esquema de reducción vía retiro vegetativo, y vamos a ordenar la estructura de contratos de la administración pública, para resolver en un programa plurianual de largo plazo los mecanismos de normalización", añadió.

Sobre este tema dijo que se aplicará una cláusula específica "para eliminar todo ingreso precarizado a la administración pública de aquí en más".

Comentá la nota