El Presupuesto 2010 acusará "un cierto déficit"

En consonancia con el financiamiento malogrado este año. Sin precisar a cuánto podría ascender el mismo "hasta que no estén cerrados todos los números", el ministro Robles pidió no tener miedo a la palabra "endeudamiento". Ratificó la intención del Gobierno de que el Presupuesto 2010 sea aprobado "antes que termine el año", por lo que se trabaja para poder presentarlo en la Cámara con tiempo suficiente que garantice "el debate".
La prioridad hoy es mandar el Presupuesto 2010 a la Cámara de Diputados, dijo Diego Robles en rueda de prensa. Insistió en que sea en una sesión ordinaria o en una extraordinaria "nuestra intención es que pueda ser tratado y aprobado antes que culmine el año".

Sin querer comprometerse a una fecha, el ministro de Economía de la provincia insistió en que se trabaja para enviarlo a la "brevedad" aunque admitió que se busca que haya "tiempo suficiente para que sea aprobado antes de fin de año y se genere el debate correspondiente".

Sostuvo que hoy se están haciendo todos los esfuerzos para cumplir con los empleados activos y pasivos y pagar los salarios a fin de mes y el aguinaldo en una sola cuota. "Los esfuerzos del Ministerio están enfocados en eso", indicó.

Nuevamente Robles aclaró, consultado sobre la falta de previsión de un incremento salarial en la pauta presupuestaria, que esa situación se da "para no condicionar la discusión en paritarias" y señaló que "se ha llevado a la confusión o no se ha bien interpretado lo que hemos dicho" (ver recuadro aparte).

Ejecución y endeudamiento

En un anticipo de lo que será el debate, días atrás, en diálogo con La Opinión Austral, el diputado Eugenio Quiroga adelantó que esperaban, junto con el proyecto de Presupuesto, la ejecución de lo que iba del año para ver las proyecciones de cómo se terminaría el mismo y en consecuencia trabajar de cara al 2010. En respuesta a ello, consultado por este diario, Diego Robles aseguró que "ya se envió la ejecución presupuestaria al segundo trimestre, estamos trabajando para cerrar la ejecución al 30 de septiembre para mandarla también". En ese sentido el titular de la cartera económica indicó que "evidentemente el financiamiento que se obtuvo fue parcial, porque el fideicomiso fracasó, veremos cómo dan los números para el año próximo, obviamente habrá una necesidad de financiamiento como ocurre en la mayoría de las provincias de este país", confirmó respecto del déficit que mostrarían los números del 2010.

La reciente suspensión de la ley de Responsabilidad Fiscal ha hecho que ya numerosas provincias salieran al circuito financiero en búsqueda de financiamiento para sus respectivos presupuestos, algo que podría dificultar las negociaciones de la provincia en el mismo sentido. Pero Diego Robles negó a La Opinión Austral esa posibilidad. Explicó que si bien el mercado financiero, obviamente, se resiente ante la demanda de las provincias, ello no implica que se fuera a complicar la concreción de financiamiento para Santa Cruz, al tiempo que indicó que hay diversas formas de conseguir fondos, "algunas provincias están emitiendo letras del tesoro, otras emiten bonos, otras recurren al endeudamiento bancario y otras a un mix de todo esto. Depende de la realidad de cada una".

Robles pidió a la sociedad no tener miedo a la palabra "endeudamiento" y recordó que tanto el Estado nacional, las provincias, como las empresas privadas se manejan con financiamiento, "la economía se mueve a través del crédito". Y aclaró que "en la medida que este sea a un plazo razonable, tasas acorde y que permita ir desenvolviéndose para generar nuevos proyectos y asegurar así el flujo del repago, no tiene porqué haber problemas".

El ministro sostuvo que se están consolidando diversas herramientas para afrontar el próximo año. "No porque tengamos permiso, se saldrá a endeudarse a cualquier tasa" dijo e indicó "en base a la necesidad del Estado y la evolución de los recursos se irá viendo cuáles son las fuentes de financiamiento para tratar el déficit que tendrá la provincia, seguramente en el año 2010".

Sin precisar si el monto del déficit será mayor o menor al de este año, Robles comentó que están terminando de delinear el presupuesto, por lo que sostuvo que no es prudente hablar de la cuantía del déficit hasta tanto todos los números estén incluidos, aunque sí adelantó que será "un presupuesto austero, toda vez la realidad que vive la provincia y el país". Y luego se irá viendo, en base a la evolución de los recursos que tenga la provincia y las distintas alternativas que se puedan ir generando, "cómo van a ir evolucionando los números a lo largo del año".

Finalmente, el titular del Ministerio de Economía fue consultado sobre las inversiones aún no concretadas por parte de las operadoras petroleras y su posible impacto en el presupuesto provincial. Aseguró que la falta de inversiones "no dificulta la elaboración del Presupuesto, aunque sí le pone un marco de incertidumbre a todo el sector petrolero que para nosotros es uno de los pilares fundamentales de la economía de la provincia" concluyó.

La pauta cero no es una decisión política sino una "metodología presupuestaria"

El ministro de Economía fue abordado sobre la cuestión salarial y la no inclusión de un porcentual de incremento de dicha pauta en el Presupuesto del año próximo. "El gobernador fue claro y habló que en el mes de marzo del año que viene se estarían reabriendo las negociaciones" recordó, al tiempo que recalcó que "la no inclusión de recomposiciones salariales no es una cuestión de decisiones, es un tema de metodología presupuestaria, en todo lugar donde hay abierto procedimiento de paritarias poner una estimación, un tope o un monto a la partida sería condicionar la negociación porque sería como decir que solamente se puede llegar a ese importe" indicó.

Para nada esto, aseguró, implica que "Si en el ejercicio, fruto de las negociaciones paritarias, hay reacomodamientos salariales, no se puedan hacen las modificaciones de partidas correspondientes".

Al respecto aclaró que "el nivel de sueldos que tiene la provincia de Santa Cruz en la Administración Pública Provincial dista mucho del nivel que tienen la mayoría de las provincias del país, el componente de personal en el ítem salarios es la principal partida del presupuesto general y ese es uno de los elementos que hace que la discusión paritaria debe ser respetada y esperada para incluir los montos en el presupuesto".

Robles aseguró ser "optimista por naturaleza" y acotó que se espera que el 2010 el país vuelva a los mercados internacionales de crédito "porque eso va a abrir ventanas interesantes, sobre todo después del segundo trimestre donde la recaudación nacional va ir pasando este proceso y retome el ritmo de crecimiento anterior a la crisis, y particularmente, en Santa Cruz, el tema del marco regulatorio para las renegociaciones petroleras que está en la Cámara de Diputados, esperamos tener las herramientas suficientes el año que viene para poder establecer definitivamente cuál es el flujo de ingresos con el que contamos" concluyó.

Comentá la nota