El presupuesto 2009 prevé una suba de la TGI para el 45% de los fronteros

La Municipalidad envió ayer al Concejo el proyecto con el presupuesto 2009, que tiene un incremento superior al 15 por ciento en relación con el de este año, y un 37 por ciento para destinar al área social (salud pública, promoción social y cultura).
El mensaje llegó al Palacio Vasallo con dos reformas tributarias: una que consagra la liberación de los topes a la tasa general de inmuebles (TGI) y un incremento para el 45 por ciento de los contribuyentes, y otra (ver aparte) que propone un régimen simplificado de cuota mensual a valor fijo para unos 26 mil comerciantes que pagan la tasa de derecho de registro e inspección (Drei).

El mensaje fue presentado ayer por el intendente Miguel Lifschitz junto al secretario de Hacienda municipal, Gustavo Asegurado. El jefe comunal hizo hincapié en destacar que el ejercicio 2009 "se hará en base a un presupuesto equilibrado, priorizando la obra pública a escala barrial y privilegiando las partidas destinadas a políticas sociales". De la mano de un aumento en los gastos generales, también se sometió al Concejo el estudio de otras tres ordenanzas: la liberación de los topes para la TGI, el nuevo empadronamiento del Drei y una suba de tasas de un 30 por ciento.

Liberación de topes. Según destacó Asegurado en la conferencia de prensa, la suba de la TGI no tendrá variaciones para el 55 por ciento de los contribuyentes, es decir que no habrá incrementos para unos 209 mil fronteros. En este marco, el funcionario dijo que el aumento de la tasa sería de hasta 10 pesos mensuales para el 30 por ciento de los aportantes y que una suba de hasta 20 pesos impactaría a otros 36 mil aportantes. Así, el mayor incremento será para el 5 por ciento restante, que pagará un aumento de 20 pesos en adelante sin determinación de tope.

El impacto se sentirá fundamentalmente en los radios 1 (zona centro, Alberdi, Arroyito, Fisherton y Echesortu) y 5 (barrios cerrados del oeste y noroeste, y frente costero central y norte). En tal sentido, Asegurado aclaró que "en los barrios cerrados se notará el cambio ya que los terrenos presentaban valores muy bajos que se modificaron con el revalúo catastral y porque en muchos casos se tributa como tasa baldío lo que implica un costo más elevado", apuntó.

Estas modificaciones no contemplan cambios en los servicios. Así lo especificó el titular de Hacienda al indicar: "Se trata de actualizar las variaciones de costo, por lo que no prevemos más prestaciones".

Otros retoques. El funcionario dio a conocer otros retoques que consisten, por ejemplo, en un aumento aproximado del 30 por ciento en rubros como la tasa de cementerios, el otorgamiento de licencias de conducir, los permisos de uso de la terminal de ómnibus, análisis bioquímicos, topografía y catastro.

Inequidad. Para Asegurado, lo ajustado de los números municipales también obedece a la "inequidad" para distribuir fondos coparticipables. "Este municipio pierde 89 millones de pesos anuales que aportan los rosarinos a la Nación", dijo el funcionario al especificar los dineros que componen el Régimen de Coparticipación Federal. En este sentido, el titular de Hacienda desglosó algunos componentes. "Si se coparticipara la totalidad del impuesto al cheque la ciudad recibiría 23 millones de pesos, otros 4,2 millones en Aportes del Tesoro Nacional (ATN) y el resto viene por las detracciones de retención de ganancias, IVA, bienes personales y monotributo".

Comentá la nota