Presupuestan para 2010 lo que se gastó este año

En el Concejo Deliberante, el oficialismo habría resuelto postergar hasta el año que viene el cálculo general de ingresos y de egresos. Una partida determina que el intendente Amaya dispondrá, en promedio, de casi $ 8.800 diarios. Contrastes entre áreas.
El lunes 19 de octubre, mientras el gobernador, José Alperovich, le pedía explicaciones al intendente, Domingo Amaya, por las declaraciones del diputado nacional Germán Alfaro (había denunciado un pacto entre alperovichistas y bussistas), llegó al Concejo Deliberante el proyecto de Presupuesto 2010.

La iniciativa ingresó por Mesa de Entradas y pasó a manos del presidente del cuerpo, Ramón Cano (PJ). Este, a su vez, lo giró a la comisión de Hacienda, que conduce José Franco (PJ). Y, desde aquel momento, las copias del expediente circularon entre varios ediles tanto oficialistas como opositores. No hubo reparos en distribuir la carpeta del proyecto de Presupuesto, a diferencia de lo que sí ocurre todavía con la última cuenta de inversión, en la que figuran los gastos realizados por la Municipalidad durante 2008.

Congelado

En el Concejo Deliberante y en la intendencia es un secreto a voces que el Presupuesto para el año próximo dormirá en algunos escritorios hasta que, probablemente en marzo o abril, sea desempolvado para su debate en el recinto de sesiones.

El principal argumento del oficialismo para congelar el tratamiento del cálculo de gastos es que los números "son idénticos" a los enviados para el presente ejercicio. "No hay cambios: prácticamente son las mismas cifras que tuvimos este año", afirmó Franco.

Los opositores José Luis Avignone (UCR), José Costanzo (Partido Autónomo) y Claudio Viña (FR) también fueron notificados sobre la idea de postergar el análisis del proyecto para 2010.

De la comparación entre el proyecto de Presupuesto 2009 y el de 2010 surge una variación. En el primero, se fijó un total de $ 476 millones, mientras que ahora se calculó un gasto superior a los $ 558 millones. De modo que en el contraste entre las iniciativas que la intendencia remite al Concejo hay una diferencia de $ 82 millones, representan una suba del 17% del presupuesto para el año próximo.

Ahora bien, durante el actual ejercicio, la Municipalidad pidió una ampliación presupuestaria, que fue avalada por el Concejo, lo cual elevó el Presupuesto 2009 a poco más de $ 558 millones, es decir, al mismo monto en el que se estableció el Presupuesto 2010. Eso sí, nada impide que, durante el próximo ejercicio, también se vote una ampliación.

Con fines discrecionales

Una de las partidas que históricamente genera polémica es la referida a los gastos discrecionales (012: Bienes y Servicios No Personales). En este ítem, el intendente, con el que se financian erogaciones que no tengan que ver con salarios (de allí lo de "No Personales") Amaya dispondrá, a través de la Secretaría General, de un total de $ 3,2 millones anuales. Es decir que el jefe municipal podrá gastar $ 8.767 por día, incluyendo sábados, domingos y feriados.

Tal como ocurrió en años anteriores, el presupuesto de la Secretaría de Gobierno, ahora en manos de Marcos Díaz, es la cartera con la más abultada cifra en la partida 012, con un monto superior a los $ 9,5 millones.

La Fiscalía Municipal es el área con menor cifra en gastos discrecionales: sólo $ 160.000. El Concejo Deliberante, por su parte, dispondrá de $ 2,2 millones en el mismo ítem.

Sin devolución

Al desglosar las partidas aparece un elemento clave: el ingreso de fondos provenientes de la Nación, de la Provincia o de entidades crediticias (Recursos de otras jurisdicciones). En este punto, figura una suba del 27%. Antes, la cifra era $ 188 millones, y ahora trepó a $ 256 millones.

La diferencia está centrada en los denominados "Aportes No Reintegrables", que fueron calculados $ 20 millones para este año y que fueron elevados a un total de $ 65 millones para el próximo.

Además, aumentó la partida llamada "Crédito adicional para financiar erogaciones de capital". En caso de aprobarse el proyecto, la intendencia tendrá, en este rubro, $ 5 millones: en el presupuesto anterior, esa partida era de tan sólo $ 2 millones.

Algunas cifras clave

$ 558

millones es el monto global del presupuesto municipal 2010.

$ 215

millones es la partida total para el pago de sueldos del personal.

$ 110

millones es el cálculo de la inversión en trabajos públicos.

$ 27

millones figuran en la partida para los gastos discrecionales.

$ 130

millones se proyectan recaudar por el Tributo de Emergencia Municipal.

$ 30

millones es el cálculo de recaudación anual por el CISI.

$ 112

millones se prevé gastar en recolección de residuos y alumbrado.

$ 12

millones se calcula el ingreso anual por el Fondo Federal Solidario.

Comentá la nota