Las prestatarias aseguraron que pierden mucha plata

Las tres compañías presentaron, ante el Concejo Deliberante, un estudio de costos cuyo resultado supera los 2,40 pesos por pasaje.
A poco más de un mes de la puesta en práctica del nuevo modelo prestacional del transporte público de pasajeros, las empresas que tienen a su cargo las distintas líneas trazaron, ayer, un oscuro panorama, en el Concejo Deliberante, al tiempo que reclamaron el urgente tratamiento de un considerable aumento de la tarifa.

"Haciendo todos los kilómetros que nos pide el municipio, el estudio de costos que realizamos supera los 2,40 pesos por boleto", aseguró Fernando Paredes, gerente de la empresa Plaza en nuestra ciudad.

El monto supera en mucho el costo previsto por la comuna a mediados de febrero último, cuando elevó un proyecto de ordenanza al Concejo Deliberante por el que fijó un precio de 1,75 pesos por boleto, de los cuales el usuario debería abonar 1,65 pesos, mientras que los 10 centavos restantes serían pagados a las empresas por el municipio, a manera de subsidio.

Tras la presentación de la comuna, los ediles de las distintas bancadas opositoras coincidieron en no analizar un aumento tarifario hasta tanto verificar que se cumple con todas las exigencias previstas en el pliego de licitación, en razón de los reclamos vecinales y el incumplimiento de las frecuencias.

A la hora de explicar los motivos de la visita al CD, Paredes argumentó que "vinimos a plantear la celeridad que necesitamos en el trato del aumento de la tarifa.

"En su momento. habíamos presentado una estructura de costos que, si bien aún no fue tratada, hoy quedó obsoleta, al igual que la presentada por el municipio, porque todas las variables cambiaron".

El representante de Plaza aseguró que "desde hace rato, estamos trabajando a pérdida, porque ya en octubre esbozamos la necesidad de incrementar el boleto.

"Los recorridos estipulados en un principio se alargaron de manera considerable, por lo que está claro que, con la misma cantidad de coches, no se pueden mantener las frecuencias. La única forma de cumplir es sumar más unidades, aunque esto implica que los costos se disparen".

En otro orden, Paredes dijo que "los concejales se mostraron sorprendidos por la cantidad de kilómetros que estamos realizando y dijeron no tener información al respecto por parte del Ejecutivo.

"Nosotros apostamos a este sistema y queremos que sea exitoso, pero si los órganos de gobierno no se ponen de acuerdo, el modelo puede colapsar", aseguró.

En términos similares se expresó Adrián Schargrodsky, representante de Rastreador Fournier, quien señaló que el planteo realizado ante el CD se basó en dos aspectos.

"Por un lado, el corrimiento evidenciado en los costos desde que se presentó la oferta en la licitación y, a su vez, el impacto que implica para las empresas las continuas modificaciones en los recorridos".

Tras resaltar que la situación es grave, Schargrodsky consideró que "la empresa está perdiendo mucha plata por día, porque estas extensiones en las trazas hacen caer por mucho la relación pasajero/kilómetro.

"Además, en lo que respecta a las cuatro líneas que tiene a cargo nuestra compañía, el pliego preveía prestar el servicio con 38 unidades, aunque actualmente estamos utilizando 45".

Acerca de la cantidad de pasajeros transportados, el representante de Rastreador Fournier sostuvo que "pudimos establecer alguna medición de la primera quincena de marzo, respecto del mismo período del año pasado y, en principio, estaríamos en un nivel similar".

Control exhaustivo.

El presidente de la comisión de Tránsito y Transporte del CD, Juan Leiva, resaltó que "los empresarios hicieron hincapié en que el servicio les insumiría un costo mayor, por lo que nosotros les pedimos que lo certifiquen por escrito".

Tras la reunión, de la que también tomaron parte representantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Leiva subrayó que, tiempo atrás, las empresas habían elevado para la consideración del cuerpo un estudio de costos que fijaba el costo del boleto en 2,11 pesos.

"Ahora, dicen que en aquella tarifa no estaba considerada la cantidad de kilómetros que actualmente están establecidos. Nosotros vamos a analizar y corroborar las trazas a través del Ejecutivo, para determinar si en el control que realiza la dirección de Tránsito esos kilómetros que manifiestan las empresas son reales".

El concejal del Frente Para la Victoria-PJ agregó que "una vez obtenida esa información, nos reuniremos conjuntamente con los ediles que conforman las comisiones de Legales y de Defensa del Consumidor, para realizar un planteo al respecto y dialogar sobre este tema con el Ejecutivo".

Finalmente, sostuvo que "no nos hemos apartado nunca del estudio oficial del municipio, por lo que no creo que las comisiones estén de acuerdo en dejar de lado dicho análisis, tal como proponen las empresas".

Sangre: "Las cifras nos tomaron por sorpresa"

El edil Emilio Alberto Sangre, integrante de la comisión de Tránsito y Transporte, destacó que "las cifras que expusieron las empresas nos tomaron por sorpresa".

"Rastreador Fournier reconoce que, a sólo un mes de la puesta en práctica del nuevo sistema, ya incrementó en más de un 25 por ciento los recorridos previstos, cuando el pliego especificaba un máximo del 20 por ciento al cabo de diez años. Esto es una barbaridad, así como que las unidades de Plaza estén realizando 5.000 kilómetros diarios más que los previstos".

El concejal de la Coalición Cívica expuso que, días pasados, "Maximiliano Celendano --director de Seguridad Vial de la comuna-- reconoció incrementos en las trazas, pero no de la magnitud que manifiestan las empresas.

"Ante semejante incremento, las compañías reconocieron que no sólo tienen en funcionamiento las unidades titulares, sino también los "plantones", previstos inicialmente para cubrir refuerzos y eventuales roturas de los micros".

Acerca de los "plantones", destacó que no reciben subsidios, porque no son consideradas como unidades en servicio.

"En su estructura de costos, las empresas se ven perjudicadas con estas modificaciones que bajo ningún punto de vista estaban contempladas en el pliego de bases y condiciones".

Acerca de la postura empresarial, dijo que "se basa en que el Ejecutivo realice un nuevo estudio de costos e, incluso, pusieron a disposición del CD un equipo técnico para evaluar una nueva tarifa, que considere no sólo el continuo aumento de los insumos, sino, también, los incrementos salariales previstos por la UTA.

"Lo cierto es que, actualmente, los micros están haciendo más kilómetros de los contemplados en el viejo sistema prestacional, cuando el Ejecutivo había asegurado todo lo contrario. Es más, la comuna había previsto que el nuevo servicio contemplaría sólo 139 unidades, cuando actualmente hay 180 micros circulando por la ciudad".

El concejal cerrense añadió que "pese a que le habíamos advertido algunos de estos inconvenientes, el Ejecutivo igual siguió adelante con un sistema que evidencia muchas fisuras, porque está armado con una calculadora en la mano".

Ocho unidades menos.

El concejal Leiva informó también que, durante el desarrollo del encuentro, se plantearon otros temas que hacen al servicio de transporte público de pasajeros, como las frecuencias, las trazas y el retiro de unidades por parte de las empresas.

"Tras una pregunta que les efectué en tal sentido, la firma Mayo me corroboró que había retirado ocho micros del servicio, con el argumento de que no puede poner más ómnibus porque los costos que le insumen los nuevos recorridos son cada vez mayores".

Comentá la nota