Prestadores vuelven a denunciar atrasos del Insssep

La Asociación de Clínicas y Sanatorios advirtió que si no accede al dinero, es imposible cumplir en tiempo y forma con el pago de sueldos y máxime con los futuros incrementos. Recordaron que el 60 por ciento de los ingresos de las entidades corresponde al organismo previsional.
La Asociación de Clínicas y Sanatorios del Chaco (Aclysa) afronta nuevamente la cesación de pago por parte del Insssep respecto a prestaciones correspondientes a los meses de junio y julio.

Así lo informó el tesorero de la institución, Hugo Gil, quién precisó que el Instituto adeuda alrededor de 9 millones de pesos, en concepto de los dos meses atrasados. El dirigente contó que para acelerar la liberación del dinero, por lo menos de una de las facturas, han hecho las presentaciones ante el organismo previsional, atendiendo a que el retraso del pago dificulta a los sanatorios y clínicas a cumplir con los compromisos salariales y máxime con los futuros incrementos que puedan definirse a fin de año para los trabajadores de la sanidad.

Gil recordó que el 60 por ciento de los ingresos de las entidades corresponde al Instituto, lo que demuestra la importancia que significa que se cumpla con el pago en los plazos preestablecidos previamente a través de los contratos. "Estamos en una situación sumamente difícil, principalmente por la presión que están ejerciendo los trabajadores en algunos sanatorios", manifestó.

Actualización de intereses

El tesorero de Aclysa comentó que otro de los puntos que forman parte del pedido que hicieron al Insssep, tienen que ver con el reclamo de la actualización de los valores correspondientes a las prestaciones. Explicó que ésta modificación es de suma importancia para las entidades, ya que les posibilitaría hacer frente a próximos aumentos salariales y además a la suba constante de los costos operativos del sector.

El dirigente recordó el aumento del 19 por ciento para los trabajadores de la sanidad que los sanatorios y clínicas tuvieron que hacer frente con recursos propios, pese a las dificultades que el sector tiene para acceder al pago de prestaciones.

Comentá la nota