Los prestadores turísticos esperan que febrero sea mejor y crezcan las ventas

Al cerrar el primer mes, surgen los balances acerca de los aciertos y los errores que dieron como resultado cifras que no eran las esperadas. El análisis de la Comisión de Carnaval, causó descontentos.
Según expresó José el Kozah en Diario El Día, los precios del Carnaval están acordes al espectáculo que se brinda, aunque los alojamientos y algunas otras prestaciones turísticas encarecen la ciudad. Al respecto, Sebastián Montiel, prestador turístico del ramo de la gastronomía afirmó que los dichos de El Kozah fueron "totalmente autoritarios y partidarios. Está muy confundido porque los alojamientos en Gualeguaychú no son caros. En cambio para que una familia tipo -de cinco personas- pague la entrada para ir al Carnaval gasta $568, que es el 40% de un sueldo básico".

Luego, Montiel prosiguió y aseguró que "por ese dinero, se consigue alojamiento por tres días, con televisor con Directv, baño privado y dos habitaciones, para cuatro personas, que si lo dividís por los tres días, gastan 50 pesos por persona".

Los balances del mes de enero no han sido muy positivos y todos los sectores apuestan a que el mes de febrero sea mejor y las ventas puedan ir creciendo, al mismo tiempo que se expresa la necesidad de reunirse y aunar criterios respecto de las necesidades que trae aparejada esta baja temporada.

En este sentido Montiel expresó en Radio Cero que "los alojamientos no deberían obligar al turista a reservar por tres días; hay que dejar que el visitante elija y poder ofrecerle diferentes opciones. Este tipo de cosas deberían ser reguladas por la Municipalidad". Además instó a que se haga una autocrítica desde la Comisión de Carnaval, porque "ya no es la opción que se elije. Solamente el 50% de la gente que viene va a ver el carnaval, el otro 50% busca la tranquilidad que Gualeguaychú ofrece".

Otros puntos para pensar

En diálogo con Radio Cero, desde el sector de los prestadores turísticos acercaron varios ítems para evaluar sobre esta temporada que todavía tiene tiempo para repuntar y revertir la situación actual.

"Cobrar la entrada y ofrecerle una ubicación es fundamental para no encarecer el espectáculo y darle comodidad a la gente; los alojamientos familiares deberían estar controlados por las inmobiliarias para evitar la cartelería en las calles y además la Comisión del Carnaval, debería estar compuesta no sólo por los clubes, sino también por algunos prestadores turísticos para unificar criterios", expresó Sebastián Montiel al realizar un balance del mes de enero.

También se refirió a los precios dentro del corsódromo y aseguró que por más que se hayan bajado dos pesos a la cerveza y a las hamburguesas, "se está cobrando un 700% más del precio de costo, lo que es una exageración y la gente no es ignorante y se da cuenta".

Finalmente, concluyó asegurando que en el sector gastronómico las ventas disminuyeron entre un 40 y un 60% lo que es alarmante por lo que deberían reunirse entre todos y dialogar acerca del rumbo que le queremos dar a esta ciudad.

Además, la publicidad es uno de los puntos más fuertes y criticados ya que tanto desde la Comisión de Carnaval, como desde el sector de los prestadores turísticos aseguran que debe lanzarse una fuerte comunicación para informar que nuestra ciudad no está inundada y ofrece playas como años anteriores.

Analía Romani, Presidenta del Concejo Mixto de Turismo, aseguró que febrero ya cuenta con un 65% de reservas en alojamientos, por lo que hay optimismo y se espera un mejor mes. Además reconoció que en diciembre no sabíamos si íbamos a tener temporada, por lo que no se vive como negativo el balance de los números arrojados hasta el momento.

Las críticas y autocríticas seguirán desde los diferentes sectores y sin dudas se deberán evaluar varios aspectos para que nuestra ciudad pueda sacar provecho del potencial que tiene.

Comentá la nota