Prestadores hablan de un fin de semana turístico espectacular

A modo de un balance primario de lo que está dejando el fin de semana largo en materia turística, los prestadores consultados se animaron a responder que se trató de una afluencia muy buena, a modo de termómetro, se especuló que se puede hablar del mejor receso del año para la ciudad.
Con una ocupación casi total en cabañas, y muy importante en hotelería como hospedajes no tradicionales, los prestadores de la actividad turística ayer trazaron el primer balance de lo que depara un fin de semana "inmejorable" para el sector. "Debe ser el mejor fin de semana del año", se animaron a definir.

Según se informó desde voceros del Instituto Mixto, el sábado incluso "hubo gente sin alojamiento" que arribó a la ciudad sin reservas, provocando que estuvieran dando vueltas hasta que encontraba algún alojamiento a partir de una caída de reservas a último momento.

En tren de especulaciones sobre las motivaciones que implicaron la notable movida, se añadió que la ayuda del clima fue clave, habida cuenta que en definitiva no llovió en la magnitud que marcaban los pronósticos. Asimismo, el recital de rock de la polémica banda Callejeros en la vecina localidad de Olavarría habría sido otro motivo a no desestimar sobre la afluencia de visitantes.

El panorama trazado se condice con la información surgida desde la Secretaría de Turismo bonaerense, quien concluyó que la estadística da un altísimo nivel de ocupación en los diferentes centros turísticos, entre los más relevantes nuestra ciudad. Según el informe de la secretaría a cargo de Ignacio Crotto, los lugares más visitados fueron las localidades serranas como Tandil, de lagunas y la Costa Atlántica.

Datos preliminares aportados por los responsables de Turismo, coincidieron en destacar los altos niveles de ocupación repartida entre los diferentes centros turísticos.

La Secretaría bonaerense del área a cargo de Ignacio Crotto, los lugares más visitados fueron las localidades serranas y de ríos, así como las lagunas y la costa atlántica.

La notable llegada de turistas se advirtió tanto en el tránsito vehicular como en la espera para conseguir mesa en algunos sitios tradicionales del rubro gastronómico y en las cifras de ingreso a la ciudad brindadas por la concesionaria del peaje.

Con una mañana gris, húmeda y con una temperatura cuya máxima -15º-, se alcanzó a las 11.10, la ciudad se pobló de familias, grupos de amigos y parejas.

Si bien todavía no se elaboraron estadísticas oficiales, adelantaron "un buen comportamiento" del movimiento turístico teniendo en cuenta los ingresos a la ciudad".

En tanto, los hoteles fueron confirmando poco a poco las reservas que fueron recibiendo en los últimos días y los establecimientos de mayor categoría trabajaron con altísimo nivel ocupación. Especialmente las cabañas vieron registrada su capacidad agotada.

El termómetro se condice con lo que desde éstas páginas se había anticipado desde el sector.

De acuerdo a lo señalado desde los distintos hoteles, hasta el jueves ya había algunos lugares en donde no quedaban lugares disponibles para sábado, domingo y lunes. Mientras tanto, en otros, si bien tienen alguna habitación libre, el número de consultas y el ritmo de las reservas hacía suponer que, por lo menos dicho sector, estaría ocupando las plazas disponibles, realidad que finalmente se cristalizó.

Como viene sucediendo de un tiempo a esta parte, la gente decide a último momento si se toma uno días de descanso o no.

Los hoteles consultados oportunamente como el Hostal de la Sierra de Tandil y del Plaza Hotel, señalaron que sus plazas estaban colmadas.

Mientras tanto, desde el Dior, Austral, Hermitage y Francia , indicaron durante la semana tuvieron capacidad disponible, con el ritmo de consultas la tendencia fue coincidente para todos.

Desde la Asociación de Cabañas, la situación resultó aún mejor con todas las reservas a pleno.

A diferencia del año anterior, durante el fin de semana largo posterior a las vacaciones de invierno se espera una buena concurrencia del turismo. De esta manera, se compensa de cierta manera el comienzo del receso invernal, cuando la llegada de visitantes fue relativamente floja.

El favorable escenario se cimentó porque la amenaza de la gripe A se fue disipando. Lo que generó que muchos se animen a salir de vacaciones con su familia, cosa que muchos no hicieron durante las pasadas vacaciones de invierno.

En otras localidades

El informe preliminar de Turismo de la provincia dio cuenta en tanto que un panorama similar se observó en otras localidades bonaerenses. Por caso, en los balnearios del Partido de la Costa (Mar del Tuyú, Santa Teresita, San Clemente del Tuyú, entre otros) el 70 por ciento de las plazas turísticas se encuentran alquiladas o utilizadas este fin de semana.

En Villa Gesell la ocupación ascendió al 60 por ciento mientras que en Pinamar al 85 por ciento, en especial la modalidad de apart hotel.

En otras zonas bonaerenses, como Tornquist el movimiento llegó al 90 %, en Sierra de la Ventana al 100 %, y en las cabañas de los alrededores el 100 % de ocupación.

Por último, la Secretaría de Turismo bonaerense especificó que hubo turistas que prefirieron visitar Chascomús (95% de plazas ocupadas), Junín (85%), y San Nicolás (90%).

En la ciudad balnearia de Mar del Plata, la ocupación alcanzó el 70 por ciento, mientras que en las categorías más altas los índices trepan al 90%.

Lo mismo ocurre en las distintas ciudades del partido de la Costa, donde el 70 por ciento de las plazas turísticas se encuentran alquiladas o utilizadas este fin de semana. En Villa Gesell la ocupación asciende al 60%, mientras que el Pinamar el 85 por ciento, en especial los apart hoteles.

Comentá la nota