Prestadores disconformes con el pago de la deuda por fideicomiso

El titular de la Asociación de Clínicas y Sanatorios explicó que al tratar de ubicar los cheques diferidos en

el mercado, pierden el 30% o 40% de su valor. Además comentó que se trata de deudas de años anteriores.

Después que los sindicatos de trabajadores estatales rechazaron la participación del Insssep en un fideicomiso, por lo que propusieron al gobierno de la provincia que asuma las deudas que mantiene con los prestadores médicos, son estos los que ahora manifiestan su disconformidad con la alternativa planteada.

El presidente de la Asociación de Clínicas y Sanatorios, Armando Frangioli, a través de una entrevista radial, rechazó el proyecto de fideicomiso, sin importar que sea el gobierno o el Insssep el que instrumente el mecanismo, ya que según explicó a la hora de negociar los cheques diferidos con los que se hará frente a la deuda, se perdería el 30% o 40% de su valor original.

Asimismo, agregó que se trata de una deuda generada en 2008/2009, que recién estarían percibiendo a finales de 2010, con lo cual resaltó las desventajas que trae consigo todo el sistema para los prestadores.

Por esto, el dirigente médico aseguró que se deberá discutir este proyecto «fuertemente», para que el mismo sea viable y puedan llegar a un arreglo.

Cheques diferidos

Antes, el ministro de Economía, Eduardo Aguilar, explicó que el Gobierno busca implementar el pago de una deuda de aproximadamente de $30 millones, con cheques de pago diferido, para ir cancelando durante el segundo semestre de 2010. «Que el acreedor tenga la posibilidad de recibir el cheque y si necesita de los recursos, poder descontarlo en el mercado a un costo determinado», agregó.

Asimismo, los cheques de pagos diferidos constituyen una orden de pago librada por un plazo de entre 1 y 360 días a partir de su emisión, como máximo (con un plazo máximo de 30 días para presentar el cheque desde la fecha de vencimiento fijada por el librador para el pago). Sin embargo, el librador a la fecha de vencimiento debe tener fondos suficientes depositados a su orden en cuenta corriente o autorización para girar en descubierto.

«Este sistema castiga mucho al prestador de servicios», analizó Frangioli. «No es una buena solución, nosotros conocemos lo que es entrar en la mecánica de buscar quién compre cheques diferidos en la mesa financiera, uno pierde un 30% o 40% de lo trabajado, encima lo trabajado fue en 2008 y 2009, estamos hablando de cifras atrasadísimas», indicó.

Comentá la nota