Los 194 presos en Mendoza por la ley de Drogas son vendedores

Representan el 8% de la población carcelaria. Los consumidores son liberados en una hora. En las diferentes unidades carcelarias se alojan cerca de 2.500 reclusos, de los cuáles 194 están presos por incumplir con la Ley de Estupefacientes.
Representan el 8% de la población carcelaria. Los consumidores son liberados en una hora.

En las diferentes unidades carcelarias se alojan cerca de 2.500 reclusos, de los cuáles 194 están presos por incumplir con la Ley de Estupefacientes. La mayoría de estas personas fueron detenidas por la comercialización de drogas ilegales, pero no por su consumo. Desde la Policía explicaron que aquellos detenidos por poseer cantidades que se entiende que son para uso personal, son en su mayoría liberadas en no más de 90 minutos.

Según aseguraron desde la Subsecretaría de Justicia y Derechos Humanos, en todo el territorio provincial hay cerca de 2.500 personas con privación de la libertad. Del total de la población carcelaria, el 8% tiene causas relacionadas con el incumplimiento de la Ley 27.737, conocida como "ley de drogas". De estas 194 personas, sólo 64 están penados, y el resto están procesados. Estas personas ha estado vinculadas no sólo al consumo de drogas, sino a la tenencia para su comercialización. Es decir, que las personas detenidas porque poseen pequeñas cantidades para uso personal suelen no ser enjuiciadas.

"En realidad, cuando los detenemos los llevamos a la dependencia policial, nos comunicamos con el juez que suele ordenarnos retenerle la droga, tomarle los datos y liberarlos", explicó Sergio Yansón, Director de Narcocriminalidad del Ministerio de Seguridad. "Este proceso nos lleva no más de una hora y media, como máximo", indicó el comisario. Este tipo de detenciones se ha realizado unas 150 veces en lo que va de 2009, y está acorde con la tendencia de los años anteriores. "El gran cambio que hemos notado es que de las personas demoradas por la tenencia de drogas, cada vez mayor número tiene cocaína", opinó Yanzón. El comisario estimó que hace tres o cuatro años 9 de cada 10 detenidos consumían cannabis en la vía pública. Este año, entre 30% y 40% de los demorados ingerían el alcaloide derivado de la hoja de coca.

La mayor parte de las detenciones se dan en espacios públicos. Las plazas y los parques (en especial el Central) son los "refugios" que buscan los jóvenes para consumir drogas. "El mayor número son adolescentes y jóvenes, y cuando son grupos numerosos suelen también estar tomando alcohol", indicó Yansón, que indicó que el procedimiento suele finalizar en la derivación a los peritos médicos que determinan si el consumidor es adicto, ocasional o experimentador, lo que permite luego tomar las medidas curativas acordes en alguno de los 6 centros de prevención estatales. El Estado mendocino todavía no posee lugares de internación, ya que las 2 instituciones de este tipo son de carácter privado: una es Remar (que no les brinda contención médica sino espiritual, por lo que el Gobierno no la reconoce) y la otra es Cable A Tierra.

Un fin de semana sin cambios

Desde Seguridad pensaban que el fallo de la Corte Suprema para el caso Arriola podría generar cierta confusión en la población, ya que mucha gente podía pensar que el consumo de marihuana podía dejar de ser penado inmediatamente. Algunos de los más acérrimos opositores de la despenalización, por su parte, entendían que esta resolución impulsaría a un gran número de gente a consumir marihuana en lsoe spacios públicos. El fin de semana pasado, sin embargo, hubo sólo 6 detenidos por Narcocriminalidad, el número usual de cada fin de semana. "La verdad es que no hubo ningún cambio", explicó el Comisario Yansón.

Comentá la nota