Presiones K para que la Justicia apure el fallo por las testimoniales

Presiones K para que la Justicia apure el fallo por las testimoniales
La Cámara Nacional Electoral prevé expedirse sobre las "candidaturas testimoniales" el lunes o martes próximos por considerar que tienen plazo hasta entonces. Desde el kirchnerismo, en tanto, pretenden que los jueces fallen hoy o, a más tardar, mañana, para no pagar más costos políticos con la polémica. Scioli y Massa expectantes.
Aunque sólo faltan 29 días para las elecciones, recién el lunes o el martes próximos se expediría la Cámara Nacional Electoral sobre el conflicto por las llamadas "candidaturas testimoniales", que mantienen en el centro de la polémica al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, y al jefe de Gabinete, Sergio Massa.

Sin embargo, de acuerdo con la revelación que le hizo a PERFIL una alta fuente judicial con acceso al expediente, hay una fuerte presión del kircherismo que, acuciado por bajarle el tono a la polémica en plena campaña electoral, quiere que los jueces se expidan hoy o, a más tardar, mañana.

El jueves último, el fiscal electoral Jorge di Lello avaló las candidaturas a diputado nacional de Scioli y Massa. Lo hizo al considerar que ninguna norma les prohibe presentarse como candidatos y que, una vez electos, renuncien a ocupar sus bancas. "La ley prohibe la simultaneidad de funciones, es decir el ejercicio al mismo tiempo de dos cargos", declaró el fiscal.

Además, Di Lello se pronunció a favor de permitir la candidatura del ex presidente Néstor Kirchner –había sido impugnado por el presidente de la Unión Cívica Radical (UCR), el senador Gerardo Morales–, y de las postulantes del peronismo disidente Claudia Rucci, Silvia Majdalani, Natalia Gambaro y Silvia Lospennato, que habían sido impugnados directamente por el juez federal Manuel Blanco.

Di Lello argumentó que "estas candidaturas son parte de aquellos fenómenos probablemente distorsivos de la buena práctica política", pero que, no obstante ello, no son ilegales, lo mismo que las listas colectoras, las renuncias anticipadas de funcionarios, los cambios de bloques y la profusión de alianzas y frentes que han sustituido a los partidos.

En este sentido, el fiscal afirmó que las candidaturas testimoniales "buscarían ser referencias de la pertenencia de esa lista al proyecto de las ‘personalidades’ que las encabezan".

Las candidaturas de Scioli y Massa no son, sin embargo, los únicos casos que debe resolver la Cámara. Los jueces tienen que decidir además si aceptan la postulación de Kirchner, a quien la oposición le cuestiona el hecho de no tener los dos años de "residencia inmediata" en la provincia de Buenos Aires, que la ley exige a quien pretende postularse por un distrito en el que cual no nació. Por este mismo motivo fueron impugnadas las candidaturas de Rucci y otras cuatro dirigentes de PRO y Unión-PRO.

En cuanto a Kirchner, el fiscal se inclinó por el argumento del Gobierno: dejó de ser Presidente en diciembre de 2007, vive en Olivos, hizo el cambio de domicilio y asumirá en diciembre de 2009, cuando se cumplirán los dos años de residencia exigidos por la ley.

Sobre las candidatas de PRO, sostuvo que aportaron pruebas suficientes sobre su residencia en territorio bonaerense.

Al cierre de ésta edición, las opiniones de los camaristas continuaban divididas: mientras un miembro del tribunal opinaba que no alcanza con que un candidato señale que no va a asumir para impugnar su candidatura, en la otra vereda, otro miembro afirmaba que hay que instar a los candidatos a que digan si van a asumir o no. El problema de esta última postura es, según cuentan en Tribunales, que el apoderado del kirchnerismo, Jorge Landau, presentó el domingo pasado ante el juez Blanco –como parte del trámite de la apelación–, una nota firmada por Scioli y Massa en la que ambos declaraban que si habían aceptado las candidaturas, "obviamente" tenían la voluntad de asumir "eventualmente" el cargo.

Majdalani asegura que tiene los papeles en regla

La legisladora porteña y candidata a diputada nacional de PRO por la provincia de Buenos Aires, Silvia Majdalani, recibió a PERFIL en su despacho y aseguró que la impugnación de su candidatura, ordenada por el juez federal Manuel Blanco, no tiene asidero. "Presenté un contrato de alquiler de 2006, no entiendo por qué el juez dice que ‘no tiene fecha cierta’. Debe haber visto la prórroga del contrato", calculó Majdalani.

—¿Usted vive en Pilar o en Capital Federal?

—Vivo en Pilar, en un country en Tortuguitas, desde el año 2006.

—¿No es contradictorio que usted siendo legisladora porteña, viva en la Provincia?

—No, porque conozco perfectamente los problemas de los porteños, y tengo otra casa en Capital.

—¿Usted defiende las presidencias de Carlos Menem?

—Menem hizo una de las mejores presidencias de la historia. Hoy parece que nadie lo votó, pero la mayoría de los políticos que están en el Gobierno empezaron con Menem.

—¿En qué se parecen y en qué se diferencian Menem y Mauricio Macri?

—Comparten las ganas de trabajar, que son coquetos y que los dos juegan al golf ("y que son un poco mujeriegos", susurró Majdalani). La diferencia es que Menem era muy "amiguero", y Macri no; por suerte, porque ese fue el gran error que cometió Menem: le dio cargos a muchos amigos suyos.

Comentá la nota