Presionan para que las torres no se hagan pegadas a las viviendas

Los vecinos cuyas casas fueron dañadas por el boom edilicio volvieron a reclamar a los concejales por retiros laterales. Si no hay consenso, no se descarta hacer una audiencia pública como la de las slots
A más de un año del con­flic­to por el boom edi­li­cio, los ve­ci­nos au­to­con­vo­ca­dos vol­vie­ron a re­cla­mar ayer pa­ra que en el nue­vo plan de or­de­na­mien­to ur­ba­no se in­clu­yan re­ti­ros la­te­ra­les en­tre las to­rres que se cons­tru­yen y las vi­vien­das lin­dan­tes.

¿El mo­ti­vo? Evi­tar que las ca­sas re­sul­ten da­ña­das por las edi­fi­ca­cio­nes.

En la cua­dra de la igle­sia Ca­te­dral, los ve­ci­nos em­pe­za­ron a jun­tar fir­mar pa­ra exi­gir no só­lo los ci­ta­dos re­ti­ros la­te­ra­les si­no tam­bién los lla­ma­dos co­ra­zo­nes de man­za­na.

La mo­vi­da se ha­ce en vís­pe­ras de la reu­nión que se ha­rá en el Plan Es­tra­té­gi­co Río Cuar­to (Perc), con to­das las par­tes in­te­re­sa­das en el pro­ce­so de la cons­truc­ción, pa­ra de­fi­nir si ha­brá o no re­ti­ros la­te­ra­les.

El Perc es­tá pre­pa­ran­do un nue­vo plan ur­ba­no que tie­ne que es­tar lis­to a fin de año, pa­ra ser de­ba­ti­do por el Con­ce­jo De­li­be­ran­te.

En el cuer­po de­li­be­ra­ti­vo, las opi­nio­nes en tor­no de los re­ti­ros es­tán di­vi­di­das. Ayer, los au­to­con­vo­ca­dos me­tie­ron pre­sión a los con­ce­ja­les pa­ra que le­gis­len a fa­vor de ese te­ma.

Las em­pre­sas cons­truc­to­ras re­cha­zan de pla­no los re­ti­ros. Ar­gu­men­tan que en el mi­cro­cen­tro los te­rre­nos son da­me­ros y que no dan pa­ra de­jar es­pa­cios la­te­ra­les.

Sin em­bar­go, los ve­ci­nos con­traa­ta­can di­cien­do que las cons­truc­to­ras de­be­rían com­prar dos lo­tes pe­ga­dos pa­ra po­der así de­jar re­ti­ros a am­bos la­dos.

"He­mos par­ti­ci­pa­do de los ta­lle­res del Perc y pa­re­ce que no va a ha­ber re­ti­ros la­te­ra­les. Eso nos preo­cu­pa mu­chí­si­mo por­que jus­ta­men­te la fal­ta de re­ti­ros hi­zo que se da­ña­ran nues­tras ca­sas", di­jo ayer a PUN­TAL Ro­ge­lio Scop­pa, ve­ci­no au­to­con­vo­ca­do.

Y  aña­dió: "Les de­ci­mos a los fun­cio­na­rios y con­ce­ja­les que ellos re­pre­sen­tan a 160 mil ha­bi­tan­tes y que, por con­si­guien­te, de­ben ve­lar por sus in­te­re­ses".

En la ve­re­da de la Ca­te­dral, los au­to­con­vo­ca­dos des­ple­ga­ron car­te­le­ría alu­si­va a los da­ños cau­sa­dos por la cons­truc­ción.

Se­ña­lan­do ca­sas da­ña­das, un afi­che de­cía: "A es­to la Mu­ni­ci­pa­li­dad lo lla­ma pro­gre­so". En tan­to, al cos­ta­do, otro re­za­ba: "Si si­guen cons­tru­yen­do edi­fi­cios sin re­ti­ros, us­ted se­rá el pró­xi­mo dam­ni­fi­ca­do".

Por fa­llas en la se­gu­ri­dad, el Mu­ni­ci­pio clau­su­ró obras en cons­truc­ción. En ri­gor, no te­nían las ban­de­jas de con­ten­ción re­for­za­das tal co­mo lo exi­ge hoy la nor­ma­ti­va vi­gen­te.

Pa­ra im­ple­men­tar­las, se les dio un pla­zo a las cons­truc­to­ras, ven­ci­do el cual se dio lu­gar a las ins­pec­cio­nes y los con­tro­les.

Con las ban­de­jas, se evi­ta que los ma­te­ria­les de una obra en cons­truc­ción cai­gan a los pa­tios de las ca­sas ve­ci­nas.

Pe­ro, pa­ra los ve­ci­nos au­to­con­vo­ca­dos, con eso só­lo no bas­ta. Ha­cen fal­tan, ade­más, los re­ti­ros la­te­ra­les de tres me­tros.

En ese sen­ti­do, tam­bién fun­da­men­tan que son ne­ce­sa­rios pa­ra el in­gre­so de co­che­bom­bas fren­te a even­tua­les in­cen­dios.

"Las opi­nio­nes, en el Con­ce­jo, en re­la­ción con los re­ti­ros la­te­ra­les, es­tán di­vi­di­das. Al­gu­nos pien­san que hay que de­jar es­pa­cios en­tre los edi­fi­cios y las ca­sas, en cam­bio otros di­cen que no", di­jo ayer a PUN­TAL el con­ce­jal ofi­cia­lis­ta Fa­bri­cio Pe­druz­zi.

Y aco­tó: "An­tes de to­mar una de­ter­mi­na­ción fi­nal, los con­ce­ja­les que­re­mos co­no­cer los as­pec­tos téc­ni­cos vin­cu­la­dos con los re­ti­ros en cues­tión".

Si no hay con­sen­so pa­ra la im­ple­men­ta­ción de re­ti­ros, no se des­car­ta que se ha­ga una au­dien­cia pú­bli­ca, tal co­mo se hi­zo con el te­ma de las tra­ga­mo­ne­das.

Otro de los te­mas que de­be­rá re­sol­ver el Con­ce­jo son los co­ra­zo­nes de man­za­na, es­pa­cios que se re­co­mien­dan de­jar li­bres de to­da cons­truc­ción pa­ra que pue­da in­gre­sar la luz y ha­ya ade­más ven­ti­la­ción, y tam­bién las al­tu­ras de los edi­fi­cios.

"Rompieron el tanque y estuve sin agua"

Vi­via­na Goi­bu­ru, ve­ci­na au­to­con­vo­ca­da, con­tó ayer a PUN­TAL que ma­te­ria­les de la obra en cons­truc­ción que es­tá al la­do de su ca­sa ca­ye­ron arri­ba del tan­que de agua y lo rom­pie­ron. "Es­tu­ve do­ce ho­ras sin agua y no sa­bía por qué. Has­ta que me en­te­ré que se ha­bía ro­to el tan­que", di­jo. Goi­bu­ru tam­bién se que­jó por­que pe­rió­di­ca­men­te caen ma­te­ria­les a su pa­tio.

Comentá la nota