Presión para que el PJ abra la puerta al campo y la industria

Presión para que el PJ abra la puerta al campo y la industria
Daniel Scioli inició con el gobernador Das Neves y el jefe de la CGT, Hugo Moyano. El chubutense dijo que el kirchnerismo se "terminó".
El nuevo líder del PJ, Daniel Scioli, comenzó ayer una ronda de contactos con los halcones peronistas para tratar de superar la crisis abierta tras la derrota electoral que provocó la renuncia de Néstor Kirchner a la presidencia del partido.

Scioli, que gobierna el primer distrito electoral del país y tradicional bastión peronista inició ayer con el titular de la CGT, Hugo Moyano y el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, la ronda de diálogos con los mandatarios y principales dirigentes justicialismo.

Según reveló Das Neves, en el encuentro se coincidió en la necesidad de darle al partido un "dinamismo que hasta ahora no tuvo", y en "abrir las puertas" para "recibir a sectores de la producción, como el campo y la UIA", algo que "hasta ahora, lamentablemente, no se ha tenido".

"La elección pasó, quiero escuchar a todos, quiero saber qué está pensando cada uno. Tenemos dos años y medio hasta la próxima elección", afirmó Scioli, que ya conversó telefónicamente con los gobernadores, incluso el sanjuanino, José Luis Gioja.

Das Neves, que desde hace largo rato alimenta la idea de lanzarse a la carrera presidencial en 2011 dio por concluida la era kirchnerista.

La derrota del oficialismo el domingo con la pérdida de la mayoría parlamentaria y el voto en contra de 7 de cada 10 electores confirma, según Das Neves, que "el kirchnerismo se agotó".

"Terminó una forma de actuar y de ser y la gente castigó la confrontación porque trata de buscar un hombre que tenga que ver con el sentido común, que sea parecido a ellos, de carne y hueso. Fue un voto en general de castigo de una forma de decir las cosas", dijo ayer Das Neves luego de reunirse con el nuevo líder peronista y vicepresidente del PJ.

A su juicio, el empresario Francisco de Narváez, un peronista disidente aliado con la derecha que derrotó a Kirchner en la provincia de Buenos Aires, es un "producto de marketing" que canalizó el voto de enojo de la población.

El gobernador no ahorró críticas contra la estrategia adoptada por Kirchner para encarar las elecciones, con listas testimoniales que incluían a candidatos que no asumirían sus escaños parlamentarios, y por el retraso en el reconocimiento de la derrota en la jornada electoral.

Cargó también contra Cristina Fernández, quien, el lunes, minimizó la derrota del oficialismo y adelantó que no tiene intención de remodelar el Gabinete ni cambiar su política.

"Las matemáticas no son para el día después de los comicios", apuntó el gobernador, y "no queremos que nos burlen", insistió.

Según Das Neves, "el peronismo trasciende a los hombres y necesitamos un espacio para discutir estos temas".

El chubutense consideró que el PJ "debe comenzar a tener reuniones con sectores de la producción, como el campo y la UIA, y ahora va a tener las puertas abiertas".

"De la misma manera en que ellos (campo y UIA) se reunieron con otros partidos políticos, nosotros tenemos la responsabilidad de comunicarnos y reunirnos con ellos", enfatizó Das Neves. Remarcó que el PJ "tiene 17 de los 24 distritos bajo su conducción", por lo que se dará "un fuerte apoyo a todo lo que es un esquema netamente federal".

Por su parte, Alberto Balestrini, rechazó ayer la asunción Francisco De Narváez a la conducción del PJ al afirmar que se está "invitando a una fiesta a la que nadie lo invitó". Para el titular del PJ bonaerense, "primero tiene que ser peronista", en referencia al diputado de Unión-PRO que había anticipado que no quería ser parte "en este tipo de conducción del PJ".

Comentá la nota