Presión opositora a Redrado por el manejo de las reservas

Diputados anti K buscan impedir que se paguen deudas con los fondos del BCRA.
El jefe del bloque de diputados radicales, Oscar Aguad, le advirtió al titular del Banco Central, Martín Redrado, que cometerá un "grave abuso funcional" si libera reservas de la entidad para el pago de la deuda pública "sin una ley del Congreso".

Aguad, junto a los presidentes de los bloques del PRO, el PJ Federal y la Coalición Cívica, envió el jueves una carta a Redrado para señalar que "si las reservas del Banco Central son liberadas, tiene que ser hecho por ley y con un destino específico, no para formar un fondo", dijo el radical en declaraciones a Radio Mitre.

El pasado lunes, la presidenta Cristina Kirchner anunció la creación del Fondo del Bicentenario de más de 6.569 millones de dólares, con reservas monetarias, para garantizar los vencimientos de deuda pública con el sector privado y los organismos multilaterales durante 2010. Además, ayer el ministro Amado Boudou "blanqueó" el destino de esos fondos. Irán a pagar deuda sí o sí, con lo que el Fondo del Bicentenario se agotará en 2010. El uso de las reservas libera partidas presupuestarias asignadas al pago de intereses, lo que implica una modificación presupuestaria. Así, dinero que estaba asignado a pagar los intereses de la deuda podrá ser usado por el Gobierno para otros

"Tiene que haber una ley del Congreso, está prohibido hacerlo por un decreto como lo hizo la Presidenta", insistió Aguad, que le recordó a Redrado que "no puede liberar reservas" a través de ese mecanismo. El camino que eligió el Gobierno para hacerse de las reservas del Central parece ofrecer varios flancos débiles.

El DNU modifica un instrumento similar firmado por el ex presidente Néstor Kirchner cuando decidió usar las reservas para pagar de un saque los casi 10.000 millones de dólares que se le adeudaban al Fondo Monetario.

En aquella ocasión se usaron las reservas sin problemas porque la deuda con el FMI recae sobre el Banco Central, por lo que no aparecieron reparos en que fueran los fondos del Central los que se usaran para saldar esa cuenta.

Pero el DNU que firmó Cristina permite que toda deuda soberana pueda pagarse con las reservas. Es decir que organismos multilaterales de crédito y acreedores privados quedan en un pie de igualdad.

Ese "pequeño detalle" es el que podría abrirles las puertas a los fondos buitres para reclamar que el Gobierno pague las deudas en default con los fondos del BCRA, ya que en la práctica, el Poder Ejecutivo dispondría a su antojo de las reservas monetarias.

Por cierto el oficialismo operó en el Congreso para frenar el embate de los partidos opositores. Lo hizo a partir de quedarse con el control de la estratégica comisión bicameral que debe evaluar la legitimidad de los DNU que firme el Poder Ejecutivo.

Al designar a los ocho integrantes de Diputados, Eduardo Fellner -presidente de ese cuerpo- nombró a cuatro kirchneristas y cuatro opositores, lo que según el arco anti K no respeta la nueva proporcionalidad de la Cámara.

La UCR, el PJ Federal, la Coalición Cívica y el PRO habían nombrado a cinco integrantes, pero para sorpresa de todos, el PJ apartó al representante del PRO (Federico Pinedo) y puso un oficialista. Y se quedó con la presidencia. Ahora habrá que esperar la discusión cuando arranquen las sesiones ordinarias del Congreso, el 1° de marzo.

Comentá la nota