Presión opositora al Gobierno por la crisis

Presión opositora al Gobierno por la crisis
Radicales, socialistas y la Coalición Cívica pidieron que la presidenta convoque a sesiones extraordinarias del Congreso.
Senadores y dirigentes de la Unión Cívica Radical, la Coalición Cívica y el Partido Socialista reclamaron ayer a la presidente Cristina Fernández de Kirchner la inmediata convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso a fin de debatir soluciones a los problemas derivados de crisis económica internacional y su impacto en Argentina.

Los tres partidos de oposición convergieron ayer en una conferencia de prensa en la primera presentación conjunta del año en el Congreso, donde anunciaron además la convocatoria a una audiencia pública de organizaciones vinculadas al campo que se reunirá en la última semana de febrero en la misma sede del Parlamento.

La presentación de las tres fuerzas, que confluirán en una coalición en las elecciones de octubre, mostró también el tono que atravesará la campaña electoral en ciernes.

"Es inaceptable que el Congreso no trabaje en estas circunstancias y más inaceptable que por primera vez desde 1983 no se prorroguen las sesiones ordinarias o se convoque a extraordinarias en un contexto de una gran situación muy preocupante", expresó el socialista Rubén Giustiniani, quien agregó que "es el Congreso el lugar adecuado para abordar los problemas".

"El gobierno promueve la idea de vaciar el Congreso para tratar de imponer la idea de que los políticos opositores sólo se dedican a preparar campañas electorales", sostuvo el titular de la Unión Cívica Radical, el senador Gerardo Morales.

A su vez, la titular del bloque de la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro, manifestó que "mientras el gobierno mira para otro lado ante la crisis, nos reunimos los tres principales partidos de oposición para trabajar con más diálogo y consenso para debatir los graves problemas que afronta el país".

Giustiniani dijo además que "el país necesita de un acuerdo social y político y el Congreso es el ámbito para producirlo", mientras Morales destacó que el Parlamento es el "ámbito adecuado" para se reúnan las fuerzas sociales, económicas y política a debatir los proyectos con soluciones.

A su turno, el jefe del bloque radical del Senado, Ernesto Sanz, expresó que la actual presidenta Cristina Fernández de Kirchner propuso, cuando era senadora de Santa Cruz, que el Congreso se autoconvocara en el año 2001 para abordar la situación generada por la crisis.

Sanz recordó que la UCR se opuso en aquel entonces a la propuesta de la senadora y, por tal motivo, ahora pedían que fuera el Ejecutivo el encargado de llamar a deliberar para evitar una contradicción en sus posturas.

Además de reclamar la convocatoria de sesiones extraordinarias en lo que queda del mes de febrero, los opositores anunciaron que presentarán proyectos de ley vinculados con "tres rubros fundamentales: la producción, el empleo y el consumo".

Propusieron en ese sentido la eliminación del IVA en los productos que conforman la canasta básica alimentaria y para el campo, la suspensión de las retenciones a las exportaciones de granos por un ciclo agrícola y la eliminación total para la leche y la carne.

Respecto de las carnes, el grupo impulsa la eliminación del Registro de Operaciones de Exportación (ROE) para las distintas producciones y propone la creación de un fondo de 3.000 millones de pesos integrado por recursos de aportes del Tesoro Nacional (ATN) acumulados y no distribuidos hasta el presente.

El dinero debería destinarse en parte a la asistencia directa a los productores, otra al otorgamiento de créditos a los productos a tasas subsidiadas no superiores al 6 por ciento y un porcentaje para inversiones productivas.

Los dirigentes promueven además la incorporación de representantes de las entidades agropecuarias a la Comisión Nacional de Emergencia agropecuaria.

Del acto participaron además los dirigentes de la Coalición Cívica, Margarita Stolbizer y el sanjuanino Gerardo Conte Grand.

Comentá la nota