Presión oficial para que McDonald’s y Burger compren más juguetes argentinos

 Presión oficial para que McDonald’s y Burger compren más juguetes argentinos
El secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, se reunió con las empresas y jugueteros locales. Les pidió a las multinacionales que "colaboren"
Los tentáculos del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, esta vez llegaron al mundo de los juguetes. Quiere que empresas como McDonald’s, Buger King, Ferrero Rocher (fabricante, entre otros, de los huevos Kinder) y la láctea francesa Danone le den en sus productos una mayor participación a los jugueteros argentinos.

En la actualidad, casi todos los productos promocionales que se venden con las hamburguesas provienen de China. De hecho, se estima que ese grupo de compañías importa por año entre u$s 15 y u$s 16 millones en mercadería de ese tipo.

El martes pasado, el funcionario mantuvo un encuentro con representantes de la industria y directivos de esas cuatro firmas, donde expuso su iniciativa. La repercusión que tuvieron sus palabras, claro está, fue opuesta entre los asistentes. Mientras los fabricantes de juguetes se frotaron las manos, los directivos de aquellas empresas debieron disimular su fastidio.

"En el caso de McDonald’s y Burger King, por nombrar dos casos insignia, la apuesta máxima de Moreno fue lograr que las cajitas infantiles contengan productos argentinos", señalaron a El Cronista fuentes que siguen de cerca las negociaciones.

Sin embargo, esta posibilidad no corre con grandes chances de prosperar. En primer lugar, porque ambas cadenas de comida rápida sostienen que los juguetes que se incluyen en las cajitas forman parte de una estrategia de la firma a nivel mundial, por lo que, en este aspecto, la filial local no puede disponer de determinaciones diferentes a las dictadas por la casa matriz.

Además, existe otra cuestión clave. Los propios jugueteros admiten que, al menos hoy, no están en condiciones de absorber una virtual ola de pedidos por parte de las compañías.

A todo esto se sumó una llamativa imposición que Moreno lanzó sobre la mesa. Los fabricantes argentinos deberán respetar todos los estándares con los que hoy se manejan esas compañías, aunque no sólo de calidad sino también de precios, algo más que complejo si se tienen en cuenta las reducidas tarifas que manejan los productores chinos.

"Ese es un gran punto a tener en cuenta; ya se verá como lo manejamos porque no es fácil", dicen los juegueteros argentinos.

Una variante intermedia que se barajó –siempre tomando el caso de McDonald’s y Burger King– es que las firmas den mayor participación a los fabricantes argentinos en lo que ellos llaman "mercadería autoliquidable", productos que se utilizan para los festejos de cumpleaños en sus locales o promociones especiales con algunos sándwiches.

"McDonald’s Argentina estudia la oportunidad de incrementar la exportación de juguetes argentinos a mercados extranjeros donde la empresa tiene presencia. El objetivo central es colaborar con la estimulación de la producción local e incrementar la venta de juguetes al exterior con productos desarrollados para nuestra marca", dijeron a El Cronista desde la cadena estadounidense.

McDonald’s trabaja con Zott, una Pyme argentina que también provee de distintos productos a Danone, entre varias otras compañías.

El Cronista intentó también conocer la palabra de la firma francesa, aunque sus voceros no estuvieron disponibles.

A fines de enero todas las partes involucradas se volverán a ver las caras. Para ese entonces, siempre en las oficinas de Guillermo Moreno, se deberán mostrar avances concretos sobre las posibilidades que las multinacionales les darán a las firmas argentinas para mejorar su producción.

Comentá la nota