Presión del Gobierno para apurar la ley de medios en el Congreso

Presión del Gobierno para apurar la ley de medios en el Congreso
Pretende asegurarse el voto de sus aliados con retoques mínimos al proyecto oficial.
El Gobierno presiona a su tropa parlamentaria para que apure el tratamiento de la ley de medios en la Cámara de Diputados. Por ese motivo, la cúpula del bloque K intentará obtener el martes despacho de comisión para estar en condiciones de llevar el debate a votación esta misma semana -hablan de miércoles o jueves-, por medio de una sesión especial que acelere los tiempos reglamentarios. Otros sectores del oficialismo, en cambio, prefieren debatir el miércoles 23, cumpliendo con el plazo de siete días que deben esperar los despachos.

Para comprobar si llegan a tiempo para dictaminar el martes, los negociadores del kirchnerismo se reunirán mañana con los bloques aliados, para tratar de acercar posiciones en torno a los artíctulos de la ley sobre los cuales aún no hay acuerdo. El oficialismo aceptaría hacer concesiones a cambio de votos, aunque trascendió serán mínimas.

La vicepresidenta de la Cámara, Patricia Vaca Narvaja, el jefe de bloque Agustín Rossi y la secretaria Patricia Fadel son los encargados de pilotear este arreglo. e los separa de los bloques aliados. Borrador en mano, se sentarán con los siete radicales K, que lidera la diputada Silvia Vázquez, los cinco diputados de Encuentro Popular y los dos diputados fueguinos (alineados con la gobernadora Fabiana Rios), que son los sectores que aparecen alineados con el oficialismo.

Además, el kirchnerismo buscará también llegar a acuerdos con el bloque SI, que lidera Eduardo Maccaluse, y que tiene diferencias en torno a la discusión de la ley.

La táctica oficial consiste en avanzar lo máximo posible con la letra fina del proyecto, limar diferencias, en lo que sea posible para conseguir que los aliados se sumen a la firma del dictamen en el plenario de las tres comisiones, previsto para el martes.

El plenario (que se hará el martes a la tarde en el edifico anexo del Congreso) reunirá a 103 diputados pertenecientes a las comisiones de Comunicaciones, Presupuesto y Hacienda y Libertad de Expresión. Según trascendió en el bloque oficial, calculan que podrían llegar a sumar al dictamen de mayoría cerca de 60 diputados, algunos aún firmando en disidencia.

Si el oficialismo consigue dictamen el martes, el sector duro estima que podrá llamar a la sesión especial para el miércoles o jueves y así intentar sancionar la ley esta misma semana.

Para que el debate prospere, el kirchnerismo necesita formar el quórum de 129 diputados. En conversaciones informales que Clarín mantuvo con Rossi y Fadel, las autoridades del bloque oficial se mostraron confiados, al punto que están dispuestos a jugar fuerte y apurar la discusión de la ley, contra la opinión de todos los bloques opositores que vienen reclamando más tiempo de debate, por la importancia y complejidad de este proyecto.

De todos modos, hay diputados del oficialismo como los cinco de Chubut que responden al gobernador Mario das Neves que aún no fijaron posición y que, por lo menos abren un interrogante sobre la chance de llegar con facilidad al quorum. El viernes bloques del radicalismo, el PRO, la Coalición Cívica y el Socialismo se manifestaron en contra de esta iniciativa y lamentaron el apuro oficial. Asimismo, la UCR y el PRO se comprometieron a revisar la ley tras el recambio de diciembre, si llega a ser sancionada

Comentá la nota