Más presión contra el Fondo del Bicentenario

Piden a Fellner una sesión sobre el tema
Aunque con la convicción de que la dilatación del conflicto ahora perjudica al Gobierno, la oposición en la Cámara de Diputados volverá a reclamar hoy al presidente del cuerpo, el kirchnerista Eduardo Fellner, que convoque a una sesión especial para tratar el uso de las reservas del Banco Central.

La nota, de la que LA NACION accedió a un anticipo, estaba siendo girada anoche por la diputada Patricia Bullrich (Coalición Cívica) para que la firmaran los dirigentes de los principales bloques de la oposición.

Allí, se le responde a Fellner la resolución en la que el presidente de la cámara rechazó un anterior pedido de la oposición para llamar a los diputados a una sesión relacionada con el conflicto.

"Creemos que queda claro el deber de la cámara de controlar los decretos de necesidad y urgencia [DNU] en forma inmediata a la elevación de dictámenes de la comisión bicameral de control, tal como lo dice el artículo 99, inciso 3 de la Constitución Nacional", dice el borrador de la carta que hoy recibirá Fellner en su despacho.

La comisión encargada de controlar los DNU emitió dictámenes divididos sobre los dos decretos con los que Cristina Kirchner dispuso la creación del Fondo del Bicentenario y la remoción del presidente del Banco Central, Martín Redrado.

Ese último tema ahora quedó en manos de la comisión especial de sólo tres miembros, que preside el vicepresidente Julio Cobos.

"Entendemos que la solicitud de sesión especial por el número de diputados consignado en nuestro reglamento obliga al señor presidente a la convocatoria prevista en la misma Constitución y en la ley reglamentaria que prevén que la reunión debe hacerse «de inmediato»", se agrega en la nota.

Descartada una autoconvocatoria en la Cámara Diputados (por carecer del número de legisladores necesarios), la oposición resolvió seguir presionando al oficialismo, no ya para lograr la citación a una sesión especial, sino para dejar expuesto el rechazo del kirchnerismo a resolver el conflicto institucional en el Congreso.

El oficialismo, por otra parte, está decidido a mantener el receso legislativo y, mientras avanza en la remoción de Redrado, busca alternativas para reemplazar el Fondo del Bicentenario.

Esa medida, impulsada por la Presidenta el 14 de diciembre, dispuso el uso de 6559 millones de dólares de reservas de libre disponibilidad del Banco Central para garantizar los pagos de la deuda en 2010. Tras el último revés judicial al decreto, el Gobierno sugirió que podría usar reservas para pagar los vencimientos con los organismos multilaterales de crédito (menos de la mitad de la cifra original). Pero en la oposición consideran que debe discutirse en el Congreso cómo se hará para cumplir con los acreedores.

Comentá la nota