La presindenta Cristina Kirchner afirmó que "se reconstruirá todo lo que arrasó el tornado"

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner dispuso que las mercaderías que se encuentran decomisadas en las aduanas de Misiones sean destinadas al auxilio de los pobladores afectados por el tornado que castigó el lunes a las zonas rurales de San Pedro.
"Hemos dispuesto que toda la mercadería y distintos efectos que se encuentren en las aduanas de Misiones sean destinados para auxiliar a los pobladores afectados por el tornado", dijo la Presidenta, quien ayer junto al gobernador Maurice Closs y el ministro de Salud de la Nación Juan Manzur visitó Pozo Azul, Tobuna y Santa Rosa y consideró que el desastre natural, como el sucedido en la localidad salteña de Tartagal en febrero pasado "son tragedias inevitables", y consideró que la de Misiones en particular "es sorprendente porque nunca había sucedido una cosa así acá, un tornado de estas características", subrayó al tiempo que afirmó que "se reconstruirá todo lo que arrasó el tornado".

Comentá la nota