Los presidentes de Ñuls y Central se reencontrarán en la municipalidad

El Vasco y Lorente cara a cara

Los presidentes de Ñuls y Central se reencontrarán en la municipalidad después de haber roto las relaciones institucionales en el anterior clásico. Los hinchas de Central tendrán a su disposición 3500 generales y 400 butacas.

En el primer clásico animado por las nuevas dirigencias que conducen a Central y Ñuls, en mayo pasado, todo se hizo mal. Los presidentes animaron álgidos cruces verbales en la semana, hubo corridas por el centro, enfrentamiento entre las hinchadas, y todo porque a los leprosos le reducían considerablemente las comodidades en el Gigante. El partido propiamente dicho terminó en paz por la buena conducta de los simpatizantes. Pero resulta que ahora son las propias autoridades las que buscan corregir sus disparates, recuperando el diálogo entre Horacio Usandizaga y Guillermo Lorente, quienes se reencontrarán mañana, en la municipalidad, por invitación del intendente Miguel Lifschitz. Aunque las ubicaciones que el domingo tendrán los canayas en el Coloso del Parque fueron diagramadas a semejanza a las que los leprosos gozaron meses atrás en Arroyito. Diego Abal será el árbitro del encuentro.

Días antes del primer clásico organizado por Usandizaga y Lorente, allá por el mes de mayo, el Vasco negó una de las dos bandejas de calle Génova a los rojinegros. A partir de entonces ambas dirigencias rompieron relaciones institucionales, las cuales intenta sanar el propio intendente Lifschitz.

Es inquietud del intendente mediar y recomponer los vínculos entre canayas y leprosos, para lo cual propuso para mañana a las 12.30 un encuentro en el salón Blanco de la municipalidad entre los presidentes, cónclave que ofrecerá como colofón la foto que retratará nuevamente a Usandizaga y Lorente juntos, enviando una señal de convivencia que se le reclamará el domingo a los hinchas para que el partido de fútbol se desarrolle sin que la policía deba intervenir en episodios de violencia.

Anoche, en la Asociación del Fútbol Argentino, Usandizaga y Lorente se notificaron de la designación de Diego Abal para dirigir el trascendente partido del domingo, lugar donde ambos se comprometieron a reunirse mañana con el intendente, en lo que se espera, de acuerdo a expectativas de Lifschitz, se concrete la reconciliación definitiva entre las dirigencias, ante la oportunidad que se presentó en el último año al superar ambas instituciones traumáticas renovaciones de autoridades.

De igual modo, en cuanto a las entradas, los leprosos devolverán gentilezas, por lo cual sólo entregarán 3500 generales a canayas, mientras que en las plateas habrá reservadas 400 butacas para los auriazules. Los socios de Central con cuota de octubre podrán adquirir las populares el sábado a las 8.30 en el Gigante, aunque la dirigencia anticipó que se reservarán 900 boletos para filiales, peñas y autoridades, con lo cual al público se venderán sólo 2600 populares y 350 plateas, dado que las restantes se destinarán para protocolo. Y como máximo, por socio se entregarán dos localidades.

Comentá la nota