Presidentes firmaron documento que rechaza "injerencia en asuntos internos", pero no condena las Bases

En un marco de discusiones y cruces de acusaciones, los mandatarios acordaron el texto final del documento de la cumbre, que no condena la instalación de bases norteamericanas en Colombia aunque plantea un rechazo a la injerencia extrenjera en asuntos internos. Lula volvió a criticar la televisación en directo y dijo que cada mandatario "intenta justificar sus posturas" para las cámaras. Nueve jefes de Estado posaron para la foto oficial. El Consejo de Defensa del grupo se reunirá en septiembre.
Los presidentes de la UNASUR acordaron en Bariloche "la no injerencia en asuntos internos de los pueblos", en un documento final que, sin embargo, no incluyó un rechazo explícito a la instalación de las bases norteamericanas en Colombia.

El documento final de la Cumbre defendió "la no injerencia para garantizar la integración regional" y se pronunció por "la paz y la preservación de los recursos naturales".

"El UNASUR promueve el diálogo, la cooperación, la confianza y la transparencia. También rechaza la presencia de grupos armados y el narcotráfico, por lo que decidimos construir un compromiso mutuo de defensa y de paz, rechazando el uso de la fuerza contra otro Estado", señaló el documento final.

La declaración enfatizó "el irrestricto respeto a la soberanía, integridad e inviolabilidad territorial de los Estados, la no injerencia en asuntos internos y la autodeterminación de los pueblos son esenciales para consolidar la integración regional".

La firma del documento estuvo precedida de duras discusiones con cruces entre Rafael Correa (Ecuador) y Álvaro Uribe (Colombia), que por un momento hicieron suponer el naufragio del encuentro y la imposibilidad de que los mandatarios suscriban el acta.

El debate incluyó un análisis punto por punto del documento; luego que el Presidente de Brasil, Luis Inacio Lula Da Silva, criticara duramente el procedimiento de análisis y la televisación de toda la cumbre. "Cada mandatario intenta justificar sus posturas" para las cámaras, dijo claramente malhumorado. Incluso los Presidentes Tabaré Vázquez (Uruguay) y Alan García (Perú) se retiraron antes de la finalización de las deliberaciones.

Reencausado el debate, se dio forma a un documento que no incluyó un expreso rechazo a la instalación de las bases estadounidenses en Colombia, aunque planteó un genérico rechazo al intervencionismo norteamericano en la región sur del continente.

Precisamente el punto 3 del texto suscripto por los mandatarios, plantea "reafirmar que la presencia de fuerzas militares extranjeras no puede, con sus medios y recursos vinculados a objetivos propios, amenazar la soberanía e integridad de cualquier nación suramericana y en consecuencia la paz y seguridad en la región".

Documento

"El UNASUR promueve el diálogo, la cooperación, la confianza y la transparencia. También rechaza la presencia de grupos armados y el narcotráfico, por lo que decidimos construir un compromiso mutuo de defensa y de paz, rechazando el uso de la fuerza contra otro Estado", señaló el documento final.

Tras más de siete horas de debate, los mandatarios presentes en Bariloche acordaron además convocar al Consejo de Defensa de Unasur para la primera quincena de septiembre para analizar la estrategia militar de Estados Unidos en la región.

Durante el debate, el presidente de Colombia Alvaro Uribe expresó que el acuerdo que su país celebró con Estados Unidos, para la instalación de militares norteamericanos en bases colombianas, "está en la dirección correcta para que Colombia pueda superar definitivamente al narcotráfico".

Tras las duras réplicas de los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez y de Ecuador, Rafael Correa, y también del de Bolivia, Evo Morales, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ofreció como salida la reconstrucción de confianza entre los miembros de la UNASUR y pidió que se respeten los derechos constitucionales de cada país.

Acto seguido, se firmó el documento y se acordó una próxima reunión para la primera quincena de septiembre para allí analizar específicamente, la estrategia militar estadounidense en la region de Suramérica. ''''

Comentá la nota