PRESIDENTE DE SOCIEDAD RURAL ADVIERTE SOBRE DESPIDOS TRAS VACACIONES Y POSIBLES "DESBORDES"

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcatti, advirtió hoy que muchos trabajadores rurales podrían ser despedidos al regresar de sus vacaciones, por la crisis que atraviesa el sector, y que, aunque la entidad no propicia protestas, podrían generarse "desbordes" en algunas localidades del interior.
Por otra parte, Biolcatti elogió parcialmente los anuncios que realizaría la presidenta Cristina Kirchner el viernes, que promoverían el trueque de soja por maquinaria agrícola, para reactivar las ventas en el sector, pero señaló que debería aplicarse "a la totalidad de los insumos".

Un día después de haberse reunido la Mesa de Enlace, que agrupa a las principales entidades rurales, Biolcatti afirmó, por radio Continental, que "la gente está de vacaciones y cuando vuelvan, hay serias dudas sobre la continuidad en sus trabajos".

Precisamente, de esa reunión se desprendió la premisa de postergar las protestas hasta después de las vacaciones, para no perjudicar a quienes se encuentren veraneando, y bajo la certeza de que, en ese momento, comenzarán los despidos.

Sobre posibles cortes de ruta, Biolcatti aseguró a radio Continental que "no propiciaremos que los haya" pero alertó que "hay localidades que están pasando situaciones tremendas" por lo que existe "mucho disgusto" y se "provoca desbordes que no van a poder ser evitados".

"La decisión es que no los haya, pero estaremos presentes en cuanta manifestación, expresión de disgusto haya, tratando de encauzar la protesta. Nadie está libre de que ocurran cosas provocadas por la sensación de la gente", advirtió.

El dirigente también hizo mención a "la sequía impresionante que está afectando a prácticamente todo el país" ya que "salvo el norte de Buenos Aires, Córdoba y el sur de Santa Fe" el resto del territorio padece la falta de caída de agua.

Asimismo, analizó la convocatoria del Gobierno a productores de maquinaria agrícola, al considerar que "el primer reflejo de la crisis del sector" afecta a quienes producen dichos bienes.

"No son medidas descabelladas, pero deberían formar parte de un plan global, conversado o por lo menos conocido por nosotros", observó.

"Como medida aislada, es aplicar un remedio a las consecuencias y no a las causas, pero en buenahora", consideró el dirigente, quien reclamó que ese tipo de medidas "debiera aplicarse a la totalidad de los insumos".

Comentá la nota