El presidente ruso estuvo más de una hora con Fidel

Dimitri Medvedev, con su visita a Cuba, culminó su gira por Latinoamérica.
El líder cubano Fidel Castro conversó ayer por más de una hora con el presidente de Rusia, Dimitri Medvedev, de visita en la isla, hecho que el presidente anfitrión, Raúl Castro, consideró "magnífico".

"Ha sido una buena, una magnífica visita", declaró el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros a la prensa reunida en el Mausoleo al Soldado Internacionalista Soviético. A su lado, sonriendo, Medvedev agradeció la cobertura informativa de su visita, cuya agenda incluyó conversaciones oficiales con el gobierno y un recorrido por la Catedral Ortodoxa Rusa de La Habana, informó la agencia de noticias Prensa Latina.

No hubo acuerdos puntuales pero sí un compromiso de convenios sobre todo económicos.

Ambos mandatarios colocaron una ofrenda floral en el panteón donde están enterrados 67 internacionalistas soviéticos, en las afueras de esta capital. La ex Unión Soviética, hasta su caída en 1991, fue el principal sostén económico de la isla. Medvedev estuvo antes en Perú, Brasil y Venezuela, donde firmó acuerdos con el gobierno de Hugo Chávez y fue invitado al encuentro con los líderes de países que participan del proyecto Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), entre ellos los de Ecuador, Cuba, Bolivia y Nicaragua. Fidel, de 82 años y quien se alejó de la presidencia del país por su convalecencia, tras una delicada operación estomacal hace dos años, habló con Medvedev sobre la cooperación entre los dos países y diversos problemas del mundo, explicó la portavoz del mandatario Natalia Timakova, a medios de Rusia que cubren la gira.

"Dimitri Medvedev y Fidel Castro analizaron diversos aspectos del desarrollo de la cooperación ruso-cubana y cuestiones de la política internacional. El encuentro duró más de una hora", dijo Timakova, según la agencia rusa Ria Novosti. Tras reunirse con el líder revolucionario, Medvedev viajó al balneario de Varadero, 150 km al este de La Habana, dijeron diplomáticos rusos. Hace pocos días Fidel también recibió en la isla al presidente chino, Hu Jintao.

Medvedev, quien terminó su gira por Latinoamérica, fue el segundo presidente de Rusia que visita Cuba. El otro fue Vladimir Putin, hoy primer ministro y hombre fuerte de la Federación, en 2000. Con anterioridad, Fidel Castro había recibido a líderes soviéticos como Leonid Brezhnev y Mijail Gorbachov en 1986.

Tras la implosión de la URSS, hubo entre Rusia y Cuba una década de distanciamiento. Fidel llegó a decir que Cuba quedaba sola "en medio de un mar de capitalismo" y condenó que Rusia, "aliada de EE.UU., suspendió todos los acuerdos y traicionó a Cuba".

Comentá la nota