El presidente del PJ provincial resaltó la figura de Feliú

El presidente del PJ provincial resaltó la figura de Feliú

Uno de los encargados de la difícil tarea de reunificar al peronismo pasó esta semana por Bahía Blanca. Participó del acto de asunción de Adalberto Mario Simón en el partido a nivel local.

   Gustavo Menéndez llega a la redacción de este diario con un particular atuendo: jeans rotos --tan de moda entre los jóvenes--, una ajustada remera azul de manga corta con una estrella en su centro, zapatillas de lona rojas y un tatuaje cubriendo buena parte de su brazo. 

   Esa estética sorprende en este hombre de 50 años, abogado, que lleva décadas peleando un lugar dentro del peronismo en el Conurbano y que en 2015 logró quedarse con la intendencia de Merlo --el quinto partido más poblado del Gran Buenos Aires--, derrotando a Raúl Othacehé, el candidato de Cristina Fernández que llevaba 24 años en ese cargo.

   Menéndez fue elegido este mes para presidir al PJ bonaerense, comenzando la tarea de reunir a quienes algunas vez fueron parte de ese espacio para conformar una fuerza capaz de vencer a Cambiemos en 2019. Por eso piensa convencer a Sergio Massa, Florencio Randazzo, Felipe Solá y Diego Bossio, entre otros, para que regresen al partido.

   De paso por Bahía Blanca para la asunción de Adalberto Mario Simón en el PJ local, manifestó su entusiasmo por lograr esa unidad y anticipó que Cristina Fernández, si bien no quedará fuera de esa unidad, no tendrá a futuro un rol tan protagónico.

   --¿Qué impresión sacó de sus contactos con referentes peronistas de la región?

   --Muy contento de ver en una misma mesa a muchos sectores que fueron antagónicos, representantes del campo popular con pie en el peronismo desde distintas vertientes. Esto tiene que ver con este arranque, una rueda de consultas con dirigentes y referentes peronistas para conocer sus realidades y hablar de los desafíos por delante. Es importante entender que lo que haga el peronismo en la provincia tendrá trascendencia nacional y hoy estamos ausentes del lugar donde se deben construir y discutir políticas.

   --¿Cómo vio al peronismo bahiense?

   --Puedo hablar en base a sensaciones, porque me falta conocimiento en profundidad. En la asunción de Mario Simón encontré mucho entusiasmo. Pudimos ver a los concejales y estar con Marcelo Feliú, a quien le toca conducir esta etapa, un hombre con un perfil muy bueno para Bahía Blanca. Es muy positivo además detectar una conjunción de caras nuevas y dirigentes con mucha trayectoria. Me voy con la esperanza de trabajar para que puedan confluir todos esas líneas. 

   --¿Es importante para ustedes sumar a dirigentes como Massa y Randazzo?

   --Sí, pero también ellos se verán afectados si no regresan al PJ. Todo el campo peronista debe tener el equilibrio emocional y la inteligencia política para confluir. El modelo de país que pretende el justicialismo es similar en todos lados, las diferencias tienen que ver con las formas. Por eso estamos charlando con Massa, Randazzo, Solá, Bossio, Facundo Moyano y Héctor Daer, entre otros. Tenemos el intento de hacerlos confluir, no solo por una cuestión de supervivencia sino para ser contestes con la historia del peronismo. Unidos tenemos más votos que cualquiera, divididos perdemos.

   --¿Qué papel jugará Cristina Kirchner en el PJ?

   --Vengo charlando con ella desde hace tiempo y me manifiesta su idea de que Unidad Ciudadana es una interesante herramienta electoral y política, que va a permitir la confluencia de sectores independientes, de radicales y socialistas desencantados que no vendrían al PJ. Cristina es la dirigente a nivel nacional con más raigambre popular, pero con ella sola no alcanza a la hora de recrear el campo popular. Yo la imagino a futuro sin la centralidad que tiene ahora pero siendo una jugadora clave de la organización.

   --¿Cómo cree que los afecta los casos de corrupción de ex funcionarios K?

   --La corrupción afecta a la sociedad en su conjunto: hay un partido de la corrupción transversal a todos los partidos. Pero en la Argentina la justicia suele actuar con mayor celeridad con aquellos funcionarios que dejaron el gobierno que con los que están en ejercicio. Por eso debe haber una probada transparencia en sus procedimientos y funcionarios. Si el gobierno actual cree que metiendo preso un opositor por semana se va a dejar de hablar del ajuste y de otros problemas, se equivoca.

"Falta de liderazgos contundentes"

   --¿Cómo imagina al PJ en 2019?

   --Creo que será venturoso, estamos en una etapa difícil pero interesante para construir. Es semejante a la época cuando (Antonio) Cafiero logró reunificar el campo popular y luego ganó la provincia. Vamos a llegar muchísimo mejor que hoy, que tenemos un movimiento fragmentado y una confusión importante, con falta de liderazgos contundentes. Hay una absoluta necesidad de recuperar al partido que siendo gobierno le dio al pueblo sus horas más felices.

   --¿Cómo ve al gobierno de Mauricio Macri?

   --No son estas las mejoras horas del país, aunque el gobierno goza del crédito de buena parte de la población. Creo que se trata de un gobierno que se sostiene en su habilidad política de mantener dividida a la oposición antes que en la gobernabilidad, lo cual tiene un costo para el país. Por eso tenemos mucha esperanza de poner de pie al peronismo y volver siendo la mejor versión de nosotros mismos.

Coment� la nota