El presidente de Prodeman rechazó las acusaciones hechas por la Afip

El dueño de una de las empresas allanadas por el organismo en los últimos días, Oscar Cavigliasso, aseguró que no factura 500 millones de pesos e indicó que "el show estaba armado"
Luego de los allanamientos realizados por la Afip en empresas maniseras de la región, radicadas en Cabrera y Carnerillo, el titular de una de las firmas aludidas se refirió a los procedimientos, desmintió que pudiera haber maniobras de evasión y negó que haya empresas fantasmas.

Oscar Cavigliasso preside Prodeman, una de las firmas allanadas y que está sospechada por el organismo de fiscalización, señaló en declaraciones periodísticas que "hablan de una facturación de $ 500 millones y una evasión de $ 50 millones; a mí me gustaría facturar 500 millones de pesos. Ni cerca llego, es un gran movimiento.

Ahora, nosotros estamos extrañados de todo esto, realmente es como que nos hayan elegido para ser castigados de esta manera. No entendemos nada. Aparte, la gente nos conoce y es imposible que hayamos hecho una cosa de ésas acá. Hablan de empresas que no existen y las empresas nuestras son todas existentes, todas perfectamente bien puestas, no sé a que se debe todo esto. Nos está tocando pagar los platos rotos", señaló el empresario manisero.

Con respecto a la vinculación con otras firmas del grupo, Cavigliasso remarcó que "hace tres años que la empresa se viene separando y prácticamente desde el punto de vista de las compañías no tenemos nada que ver unos con otros. Ni con Delmo Cavigliasso, ni con Daniel Cavigliasso. Yo me quedé con la empresa Prodeman, Daniel con la parte de Maniagro, Delmo con Dealca. Y hemos generado otras empresas para seguir trabajando que son las empresas que exportan y otras agropecuarias. No tiene sentido que las empresas agropecuarias exporten puesto que es bastante complicado por un montón de razones. Son empresas que por ejemplo han quedado trabajando acá con gente de afuera, que ninguna es de la familia, que son socios. Hay dos empresas. Acá las administramos pero no tienen nada que ver con nosotros, somos sólo socios de alguna", dijo el Cavigliasso, y agregó: "Tengo dos empresas que estuvieron siempre y que van a seguir estando y dos empresas que siembran que pertenecen a mis cuatro hijos, más una empresa de transporte que se han hecho porque por ejemplo Prodeman no puede tener camiones puesto que es un problema ante un montón de razones que se exigen para el transporte. La empresa Prodeman no puede tener a cargo el transporte. Entonces existe una empresa que tiene dos o tres años, que está funcionando perfectamente", destacó.

Con respecto a la creación y operación con empresas fantasmas para la creación de crédito fiscal, el empresario indicó que "no hemos creado empresas fantasmas. No sé cuáles son las empresas que dicen. Las empresas están radicadas en la ciudad de Río Cuarto. Dicen posible evasión de 50 millones, pero no sé a qué le llaman posible evasión, no me cierra. Tampoco me cierra que facturamos $500 millones. No estamos ni cerca de la mitad de esa cifra", aseguró.

"El show"

"Nosotros no somos políticos. La gente nos conoce, no tenemos ambición política. No nos gusta. No estamos a favor ni en contra de nadie, ahora el show estaba armado, por un montón de razones. Cuando vos ves una noticia de esta envergadura empezás a pensar. Yo estoy trabajando en Prodeman solamente para 200 personas más, el grupo que trabaja en los campos en la siembra y cosecha; y bueno, nos preguntamos muchas cosas. Aparte, nosotros no sembramos 25.000 hectáreas de maní. Nosotros ayudamos a la administración de esa cantidad de hectáreas. La empresa siembra, propias, no más de 3.000 hectáreas. El resto son toda gente que se asocia", explicó en una nota periodística el presidente de Prodeman.

Con respecto al desenlace de la investigación iniciada por la Afip, el empresario destacó que "no sé en qué puede terminar esto. Yo les pregunto, cómo puede terminar esto. Es muy difícil ponerse a pelear en una situación de éstas", dijo.

Por último, destacó que "vamos a tratar de hacer los descargos, de cuidar la imagen, pero yo no sé cuál es el futuro de todo esto. Todo esto te obliga a dar explicaciones por todos lados, pero les mostramos el balance a los bancos y está todo como corresponde. Nosotros estamos muy tranquilos. No somos ni la primera ni la segunda manisera del país", destacó sobre el señalamiento que hizo la Afip de que la investigación alcanzaba al principal grupo manisero argentino.

Comentá la nota