PRESIDENTE PERÓN | INTERNA JUSTICIALISTA Para el oficialismo las internas “se perdieron por cuestiones operativas”

El edil del Bloque Evita y ex candidato a la vicepresidencia del PJ por la lista oficialista, Bonifacio Gonzalez, reconoció la derrota ante el frente encabezado por Carlos Acuña y Andrés Capuano y consideró que su triunfo se debió a “sus mayores recursos para movilizar afiliados”. Además, negó que perder el partido debilite la gestión de Aníbal Regueiro y aseguró que serán “buenos perdedores” y respetarán a las nuevas autoridades al Concejo justicialista.

El concejal del Bloque Evita y ex candidato a la vicepresidencia del Presidente Perón, Bonifacio González, reconoció ayer la victoria del espacio encabezado por Oscar Acuña y Andrés Capuano en las internas partidarias y remarcó que su espacio “las perdió por una cuestiones operativas”.

En diálogo con Info Región, el dirigente justicialista aseguró que la clave del triunfo de la lista 17 de Octubre radicó en “sus mayores recursos para movilizar afiliados el día de la elección”.

“Fue muy disputada y la diferencia fue de apenas 225 votos. Nosotros reconocimos enseguida la derrota, pero estamos convencidos de que si hubiera sido una elección abierta el resultado hubiera sido otro”, subrayó.

En este sentido el edil oficialista argumentó que por “votar sólo los afiliados” y “no estar obligados a hacerlo” la ventaja de la oposición estuvo en “el trabajo que realizaron a la hora de ir a buscar gente”.

“En una general la cosa hubiera sido distinta porque vota toda la gente. En esta oportunidad, en cambio, ellos contaron con más herramientas para convocar y eso inclinó la balanza”, apuntó en referencia a los vehículos que dispuso el sector del secretario general de la FOESGRA para el día de las elecciones.

Asimismo, González también destacó el “trabajo” realizado por su espacio y ponderó esa tarea al recordar que “se debió enfrentar a una coalición donde estaban todos los sectores” del peronismo local.

“Nos enfrentamos a Acuña, pero también a Capuano, (Víctor) Rengifo, Pascual Gómez y Miguel Gissara”, recordó el concejal, al tiempo que recalcó que “eso les permitió contar con mayores herramientas tantos antes como el día de la elección”.

El distrito fue uno de los pocos entre los 134 de la provincia donde la iniciativa del presidente del PJ nacional, Néstor Kirchner, no prosperó y la titularidad de la fuerza a nivel local debió definirse en las urnas.

En consonancia con lo que fue el proceso previo, donde ninguno de los aspirantes logró aventajar a su oponente en los pronósticos, el acto eleccionario fue reñido y las diferencias numéricas exiguas: apenas 225 votos de diferencias sobre un total de 4473, cerca del 5 por ciento de los votos emitidos.

Pese a eso, desde el oficialismo municipal no sólo reconocieron la victoria de su rival sino que, además, adelantaron que se harían eco de la máxima peronista que indica que “el que gana conduce y el que pierde acompaña”. “Como fuimos buenos ganadores en su momento (en referencia a las elecciones abiertas de octubre de 2007) ahora también seremos buenos perdedores y respetaremos a al nuevas autoridades”, aclaró González.

Al tiempo que remarcó que perder el partido “no debilita la gestión” porque todo depende de “trabajar y hacer bien las cosas por la gente”. “Si lo hacem

Comentá la nota