PRESIDENTE PERÓN | CONCEJO DELIBERANTE Grassi: "No somos quien para ponerle obstáculos al Intendente"

El edil del bloque del FpV de Presidente Perón defendió la labor de su espacio en el recinto y aclaró que su respaldo al gobierno de Aníbal Regueiro no sólo es producto de un acuerdo político sino también del "resultado de las últimas elecciones". Además, minimizó los dichos del concejal Andrés Capuano y criticó a quienes sólo "miran los errores ajenos".

El concejal del bloque del Frente para la Victoria en el Concejo Deliberante de Presidente Perón Jorge Grassi negó ayer que el espacio que integra respalde de manera "automática" todas las iniciativas del Departamento Ejecutivo y aclaró que el apoyo a la gestión de Aníbal Regueiro también está vinculado al "resultado de las últimas elecciones" legislativas.

"No somos nadie para ponerle obstáculos al Intendente después de que la gente se pronunciara a favor de este gobierno como lo hizo hace menos de un mes", subrayó el edil en referencia al aplastante triunfo en las urnas del oficialismo local.

Asimismo, desestimó los dichos del edil del bloque Unión Celeste y Blanco Andrés Capuano que días atrás había señalado a su espacio como "única oposición" en el Parlamento local.

"Somos la única oposición en el recinto y eso no es bueno. Se ve que en adelante va a ser siempre así y eso es lamentable porque la gente nos votó para que cumplamos una función de control de las acciones del gobierno y no para que le aprobemos todo", había acusado el parlamentario del sector que comanda Carlos Acuña.

Consultado al respecto Grassi minimizó los dichos y advirtió que si bien "se produjo un acercamiento al gobierno de varios concejales" desde el FpV seguirán con la conducta de acompañar "sólo lo que sea provechoso para el distrito".

"Más allá del acuerdo político que tenemos desde esta agrupación seguimos trabajando para 2011, a pesar de que no hayamos participado de estas elecciones, y seguiremos acompañando todo lo que sea claro y limpio en el Concejo porque para eso estamos", completó.

En este punto, en un tiro por elevación a Capuano, repudió a aquellos que "miran los errores ajenos" y remarcó sus pocas apetencias de "hablar de lo que hacen otros compañeros".

"No soy quien para decir lo que hacen o dejan de hacer los demás concejales. Hago mi trabajo y no necesito salir a decir por los medios lo que hago y lo que no hacen los demás", enfatizó.

En otro orden, el dirigente kirchnerista adelantó que esta semana el presidente del Cuerpo, Germán Wibratt, podría convocar a una sesión extraordinaria para tratar la rendición de cuentas del 2008.

La asamblea sería el jueves y, según indicó el propio parlamentario, no generaría demasiado debate ya que durante su trabajo en la Comisión de Hacienda se acordó su aprobación con la mayoría de los bloques.

Comentá la nota