PRESIDENTE PERÓN | CONCEJO DELIBERANTE Cantero aseveró que en el nuevo presupuesto "no hay nada concreto"

La concejal opositora de Presidente Perón criticó el cálculo de recursos aprobado para 2010 al señalar que presenta "muchas expresiones de deseo" y ninguna "planificación para mejorar" el distrito.
Asimismo, justificó el rechazo del bloque a las ordenanzas tarifaria y fiscal y remarcó la necesidad de "mejorar la recaudación" para minimizar la dependencia a los fondos provinciales y nacionales.

La presidenta del bloque denarvaísta Azul y Blanco de Presidente Perón, Blanca Cantero, criticó ayer el presupuesto para 2010 aprobado el lunes en el Concejo Deliberante y advirtió que el rechazo del sector se debió a que presenta "muchas expresiones de deseo pero nada concreto".

"No plantea ninguna planificación ni compromiso por escrito para mejorar la situación actual. Es una suma de números prolijitos y bien puestos sin una política precisa en la que se diga qué se quiere hacer en cada área", subrayó la concejal en diálogo con Info Región.

A modo de ejemplo, señaló que en Salud "no se dice cómo, entre otras cosas, se va a trabajar para bajar la mortalidad infantil" y en Servicios Públicos "no hay ni una sola obra que se prevea encarar con recursos propios".

En esta línea profundizó al remarcar que todos los trabajos previstos en materia de infraestructura se realizarán con fondos enviados por el Gobierno nacional y provincial y "ninguno con aportes del Municipio".

La proyección de gastos y erogaciones para el año próximo asciende a los 36 millones 900 mil pesos. De ese total, cerca de 22 se espera lleguen en concepto de coparticipación provincial, poco más de dos millones por recaudación propia y el resto en concepto de aportes nacionales para obra pública.

Además del presupuesto, en la sesión del lunes también quedaron convalidadas las ordenanzas tarifaria y fiscal para el año próximo, que no establece cambios con respecto a la vigente.

Consultada sobre el rechazo de la bancada que responde políticamente al diputado provincial electo por Unión PRO, Carlos Acuña, Cantero explicó que la posición se debió a la imposibilidad de "acompañar" una iniciativa que "no busque mejorar la recaudación en un distrito que se calcula llega a los 100 mil habitantes" y recibe en concepto de aportes fiscal "apenas dos millones de pesos y fracción".

"No se trata de mandar carta documento a los vecinos sino de buscar cuáles son las áreas que pueden realizar mayores aportes y evitar así que en caso de que Provincia y Nación tengan un desliz económico, nosotros estemos en condiciones de sobrevivir como municipio y podamos pagar por lo menos los sueldos", enfatizó.

En este punto, cuestionó que el sueldo mínimo de un empleado municipal "es una vergüenza de apenas 860 pesos" que se contradice con la política de Aníbal Regueiro de cerrar su último balance con un importante superávit. "No podemos justificar un presupuesto ni una fiscal tarifaria que no tenga en cuenta estas cosas y no plantee cambios estructurales", finalizó.

Comentá la nota