Presidente de Israel pide a Netanyahu formar Gobierno

El derechista Benjamin Netanyahu aceptó el viernes un mandato para formar el próximo Gobierno de Israel e inmediatamente llamó a una amplia coalición de unidad nacional con líderes de centro y de izquierda.
Tal coalición podría crear un Gobierno estable y moderado, inmune al tipo de presiones de partidos marginales ligados a los gobiernos anteriores de Israel.

Sin embargo, no hay señales de que estén listos para aceptar y Netanyahu podría no tener alternativa más que una alianza con la extrema derecha y con partidos ultra religiosos, lo cual podría atarlo a lograr la paz con los palestinos y a una mayor disciplina fiscal.

Los palestinos y los vecinos árabes probablemente ven su nominación como la confirmación de que la mayoría de los israelíes no tienen apuro por buscar acuerdos de paz.

Netanyahu, de 59 años, lidera el partido Likud. Fue primer ministro en la década de 1990 y ahora tiene seis semanas para formar una coalición para estar al mando por segunda vez.

Likud ganó más del doble de sus escaños previos en la elección celebrada hace 10 días en las cuales la seguridad del estado judío fue el tema principal, tras un conflicto en el 2006 con islamistas de Hezbollah en el Líbano y una guerra con el grupo palestino islamista de Hamas en Gaza el mes pasado.

Pero no hubo un ganador claro.

Con 27 escaños en el Knesset (Parlamento israelí) de 120 asientos, Netanyahu terminó con uno menos que el partido de centro Kadima que apoya a la ministra de Relaciones Exteriores, Tzipi Livni, y que es el dominante de la coalición saliente.

La inclinación hacia la derecha del electorado, sin embargo, le dio una mejor posibilidad de lograr una mayoría con partidos de mentalidad similar.

Pero su nominación por parte del presidente Shimon Peres el viernes fue un quiebre con la tradición israelí, que siempre ha dado el mandato gobernante al líder del partido que obtiene el primer lugar.

# PIDE UNIDAD

Netanyahu instó a sus oponentes a cerrar las filas por el bien del país y unirse a su Gobierno: "He convocado a la jefe de Kadima, Tzipi Livni, y al líder del Partido Laborista, Ehud Barak, y les dije: vamos unidos para asegurar el futuro del Senado de Israel".

"Convoqué a reunirnos primero para discutir un amplio gobierno de unidad para el bien de la gente y del Estado", agregó Netanyahu.

Repitiendo su mensaje de campaña, Netanyahu dijo que Irán busca armas nucleares que puedan amenazar a Israel y que estaba desafiando al Estado judío a través de los representantes islamistas, Hezbollah en el sur del Líbano y Hamas en Gaza.

En la Franja de Gaza, un portavoz del grupo gobernante palestino Hamas predijo conflicto e inestabilidad.

"Esto significa que la política sionista va de mal en peor", dijo. "La nominación de Netanyahu no apunta a la seguridad, paz o estabilidad en los días que vienen", agregó.

Livni, de 50 años, dijo el viernes no estar interesada en unirse a Netanyahu en ninguna coalición "que no me permite seguir mi camino, el camino de Kadima que prometimos a los votantes".

Yoel Hasson, líder del grupo parlamentario de Kadima, dijo a Reuters que los legisladores del partido se reunirían el domingo.

"Me imagino que la decisión será que nos iremos hacia la oposición", dijo. "No entraremos a ningún Gobierno liderado por Netanyahu", agregó.

Pero algunos miembros del Kadima instaron a Livni a negociar una coalición con Netanyahu. Los líderes podrían reunirse el domingo luego de que Netanyahu la telefoneara para invitarla a dialogar, dijeron miembros del partido.

Los rivales de izquierda de Netanyahu están a favor de buscar conversaciones con un pragmático liderazgo palestino, con el apoyo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, así como devolver la mayor parte de la ocupada Cisjordania para la creación de un Estado palestino a cambio de paz.

Comentá la nota