El presidente del Frente Grande defendió el modelo político liderado por los Kirchner

El Embajador de Integración Económica Americana y MERCOSUR que dirige el Frente Grande, se reunió con militantes del Frente para la Victoria ayer al mediodía.
En épocas en las que la oposición comienza a rearmarse para enfrentar al oficialismo en las elecciones de junio próximo y en las que muchos dirigentes se alejan del Frente para la Victoria y se integran en otras fuerzas, ayer el Presidente del Frente Grande reafirmó durante su visita en Saladillo su acompañamiento al partido que llevó Néstor y Cristina Kirchner a la Presidencia de la Nación.

Eduardo Sigal, Embajador de la Subsecretaría de Integración Económica Americana y del MERCOSUR y Presidente del Frente Grande, se reunió con un grupo reducido de militantes en el local del Frente para la Victoria sobre avenida Rivadavia para dialogar y debatir sobre diversos temas.

Fue presentado por la concejal y referente del partido en la ciudad, Inés Inzaurgarat, y por Walter Abarca, referente del Frente para la Victoria, quien se dijo sabedor de la "convicción, de su compromiso y trabajo" de Sigal.

Según lo que explicó el Embajador la idea del encuentro fue intercambiar opiniones sobre la realidad regional y las perspectivas electorales para junio, la posibilidad de desplegar un rol activo del Frente Grande en el marco del Frente para la Victoria en estas elecciones y conversar sobre las inquietudes de los militantes sobre la política nacional e internacional.

Todo ello, de acuerdo a lo que señaló, para "seguir construyendo una alternativa en la Argentina en el marco de un momento complejo desde el punto de vista internacional y en el cual, el Gobierno está haciendo grandes esfuerzos para evitar que las consecuencias de esta crisis de los países centrales se traslade con sus lacras de desocupación, cierre de fuentes de trabajo a la Argentina".

A lo largo de la conferencia de prensa, hizo alusión al conflicto del campo con el Gobierno reconociendo los intereses económicos del sector productivo y algunas fallas de comunicación del Gobierno, marcando que el campo –sus eslabones superiores- se presentó como un verdadero poder y que sus dirigentes quisieron sacar beneficios políticos institucionales, construyéndose en una alternativa.

Resaltó la figura del ex Presidente recientemente fallecido Dr. Raúl Alfonsín y también se refirió a Julio Cobos, Vicepresidente de la Nación, diciendo que hace "malabarismos para diferenciarse y construir una alternativa a su Gobierno", actitud que no le gusta.

Kirchner y el PJ

Consultado sobre la situación dentro del Frente para la Victoria posteriormente a la asunción de Néstor Kirchner como presidente del Partido Justicialista, Sigal respondió que el ex Presidente de la Nación tomó una decisión acompañado por los dirigentes justicialistas y que eso "da garantía de que sus convicciones y sus ideas tengan respaldo y alejen cualquier tipo de duda sobre ellas".

"El tener a un dirigente como Néstor Kirchner a nosotros nos da tranquilidad de que el proyecto político, que se llevó a la práctica en su gestión y que hoy se profundiza con la Presidencia de Cristina Fernández de Kirchner, tenga un socio o interlocutor válido en el Partido Justicialista", agregó.

El Frente en el Frente

Respecto a la continuidad del Frente Grande dentro del Frente para la Victoria en horas en los que muchos dirigentes se alejan de las filas del partido oficialista, Sigal dijo que no tienen pensada ningún tipo de modificación en su "sentido de pertenencia".

Dijo que hay realidades particulares dentro del espacio de los que defienden el proceso político iniciado el 25 de mayo de 2003 y que en términos genéricos, la postura que han adoptado es acompañar el proceso político que encabezan los Kirchner.

La oposición

Consultado sobre las fuerzas opositoras que están conformándose de cara a las próximas elecciones, Sigal brindó sus propias definiciones.

Consideró que la Coalición Cívica es "un intento de reconstrucción de una pseudo socialdemocracia, pero que se mantiene con la cáscara del compromiso de transformación social pero que es más testimonial y declamativa, crítica y con muy poca propuesta".

Sobre el peronismo disidente que agrupa a Francisco De Narváez, Felipe Solá y Mauricio Macri, dijo que es "una expresión del neoliberalismo que apunta a diferenciarse de la gestión, en algunos casos como el de Solá en la que estuvieron comprometidos no hace mucho".

El Frente para la Victoria

El Embajador dijo que ve al partido haciendo un esfuerzo muy grande para que en las próximas elecciones la sociedad entienda las transformaciones que se han producido en el país.

"Que se entienda que hemos sido generadores de una reactivación productiva en la República Argentina, que nuestro internes está en seguir generando trabajo digno, decente, bien remunerado y en blanco para la mayoría de los argentinos. 3 millones y medio de argentinos han encontrado trabajo superando la desocupación excepcionalmente alta que había cuando Néstor Kirchner llegó al Gobierno", sostuvo agregando que en esos años la desocupación era del 27 % y 60 % de gente debajo de la línea de pobreza.

Reconoció que los problemas no están resueltos, pero sí encaminados en vías de resolución. Agregó que se implementaron políticas activas sobre educación pública, salud, medio ambiente, redistribución de la riqueza, sistemas jubilatorios, la recuperación de las aerolíneas nacionales, entre otras cosas.

"Estas cuestiones no se resuelven ni con testimonio ni con neoliberalismo. Se resuelven con más Estado y presencia activa, con independencia de poderes como hemos conseguido… se respeta como nunca se ha respetado la Constitución", indicó.

Comentá la nota