La presidente del TSJ defendió la legalidad de su sueldo de 45 mil pesos

Aída Tarditti, la presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba aclaró que percibe $18 mil en concepto de asignaciones familiares para 150 niños discapacitados de Bethel Casa de Dios. Y afirmó que los deriva integramente a esa entidad.
Luego de que el programa televisivo ADN difundiera que la magistrada cobra un sueldo de 45 mil pesos mensuales, que incluye esa partida especial, Tarditti dijo: "Recibí el poder de Bethel para ser guardadora de los niños y jóvenes, para poder recibir las asignaciones familiares, que de otro modo se hubieran perdido".

"Esto viene desde 1992, antes de que fuera designada como vocal del TSJ. Cuando fui propuesta para integrarlo el asunto no fue desconocido por los legisladores, que no consideraron que fuera incompatible. La transferencia se realiza desde mi caja de ahorro a la cuenta de Bethel", señaló la magistrada.

Cabe señalar que en 1992, cuando falleció el sacerdote Francisco Lucchese, Bethel buscó a la magistrada para que fuera la guardadora judicial de esos niños y jóvenes discapacitados. Entonces, Tarditti puso su firma para que esa institución siga recibiendo los fondos.

Cabe acotar que el detalle del recibo del sueldo de la jeuza consigna que recibe 9.002 pesos como sueldo básico, 2.000 más por dedicación exclusiva, 5.221 más por una acordada de 2005, 150 como adicionales no remunerativos, 2.409 en concepepto de compensaciones y 7.874 por equiparación con la Justicia Federal.

Con la suma de 18,360 pesos por asignaciones familiares, se llega a la cifra de 45.018 pesos de sueldo bruto que cobra la magistrada.

Comentá la nota