El Presidente del Comité Provincia de la UCR cuestionó los resultados de la convocatoria al diálogo del oficialismo

El presidente del Comité Provincia de la Unión Cívica Radical, Raúl García Goyena, declaró, en exclusiva para nuestro medio, que el diálogo convocado por el gobierno fue usado "para ganar tiempo", y que "urtican" más a la gente al pensar que rearmarían fuerzas después de la elección con esta convocatoria.
El dirigente fue concluyente al señalar que desde el radicalismo no van a concurrir más, porque entienden que el gobierno no dio respuestas a los diferentes planteos en las sucesivas mesas de diálogo, mientras, según sus expresiones, se apura a sancionar leyes antes de perder la mayoría en el congreso.

En idéntico tono, criticó el anuncio del plan de empleo lanzado por el gobierno, acusándolo de buscar generar clientelismo político.

García Goyena remarcó que "habiéndose cumplido un mes de la convocatoria al diálogo político. Es como decimos en el documento emitido, el gobierno tenía la última bala de plata y la malgastó, perdió el instrumento del diálogo político, donde podía conseguir la colaboración en la solución a los problemas serios del país de los diferentes partidos de oposición, y lo utilizaron para ganar tiempo".

"Pusieron un tema, que era la reforma del código electoral, seguramente quisieron hacer una reforma para evitar lo que les pasó en las últimas elecciones, la división del peronismo, que se convierte en dos fuerzas políticas. Kirchner la utilizó para llegar pero ahora no le conviene" señaló, agregando que "eso no es reforma política".

Por el mismo tema alegó que "nosotros llevamos propuestas más abarcativas, hay temas que son más urgentes, como los superpoderes, la facultad de manejar el nivel de retenciones, la derogación del decreto del gas, que suspendieron para dentro de dos meses, cuando caerá nuevamente en las espalda de los consumidores", indicando que nada de esto habría sido considerado por el gobierno.

"Ellos creen que con esto ganan tiempo mientras consolidan posiciones, cuando en realidad urtican más a la gente y pierden oportunidades" sostuvo.

De tal manera manifestó "nosotros no les hemos puesto un plazo, pero no vamos a concurrir más hasta que haya un reacción seria. No podemos estar plateándoles, por ejemplo, que retome el congreso las facultades delegadas, y ellos simultáneamente, por un lado no constatan, y por otro traccionan en el congreso mayorías circunstanciales, para sacar las leyes rapidito antes que se cambie la proporcionalidad de la Cámara".

Ante tal situación de ruptura no faltaron analistas políticos que plantearon entre signos de interrogación la gobernabilidad que pueda quedarle al oficialismo. Al respecto García Goyena manifestó que "se están equivocando mucho, pero no es que peligre la gobernabilidad, nosotros no permitiríamos que eso pase".

Por esa razón afirmó "la UCR defiende la democracia, no es que peligre el gobierno, pero el país va a pasar desgraciadamente malos momentos, porque esta gente se sigue equivocando, se siguen peleando con el campo, impulsan un decreto que inventó un impuesto que le mete la mano en le bolsillo a los usuarios del gas. No respetan las instituciones de la democracia y a causa de ello el país va a pasar un momento duro".

Además, el Presidente del Comité Provincia del Radicalismo dijo estar preocupado por el nuevo plan anunciado por la Presidenta de la Nación con el objetivo de crear empleo a través de las cooperativas sociales, en vistas de que "deja fuera del circuito a todos los empleados de la construcción, ya que están trabajando por afuera de las empresas constructoras, podría ser en detrimento de todos los trabajadores de la construcción que no integran una cooperativa social".

A esto agregó que "debe haber un grado de equidad, no tengo problema en que se impulse a las cooperativas sociales, pero no nos olvidemos que no es igual el sueldo que cobra un maestro albañil de la UOCRA que el que cobra el mismo empleado en las cooperativas".

"Las cooperativas atienden una franja importante de la sociedad, pero excluye a otra como los empleados nucleados en la UOCRA, que puede ver fundida hasta su obra social", aseguró García Goyena.

Finalmente dudó de las buenas intenciones de quienes comanden este plan en vistas de que "lo que puede fundamentarse como un mecanismo para la creación de puestos de trabajo, creo que es buscar un mecanismo de dependencia, porque de esta manera ganan la adhesión de quienes están sin trabajo, que va a tener un ingreso, aunque sea menos de lo que gana un obrero de la construcción, pero dan y quitan de acuerdo a su voluntad, teniéndolos cautivos, bajo amenaza de quitarles el trabajo si no hacen lo que se les dice", finalizó.

Comentá la nota