La Presidenta planteará sus prevenciones sobre las bases

Ya se las manifestó a Uribe; no tratará la candidatura de Néstor Kirchner
QUITO.- La presidenta argentina, Cristina Kirchner, expondrá hoy sus prevenciones sobre las bases militares norteamericanas en Colombia, eje de la corta cumbre de mandatarios de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

La jefa del Estado llegó anoche a esta ciudad, que será la primera escala de su gira regional, que la llevará mañana a Caracas.

Con el presidente colombiano, Alvaro Uribe, ausente, el resto de los mandatarios podría hacer, por pedido de Luiz Inacio Lula da Silva, una declaración conjunta respecto del polémico plan de Colombia de permitir que militares norteamericanos se instalen en hasta siete bases de su territorio.

La iniciativa, que responde a un tratado de cooperación para ampliar el plan Colombia contra la guerrilla y el narcotráfico, fue recibida con dudas por gran parte de los países de la región, incluida la Argentina.

La semana pasada, Cristina Kirchner recibió, en la Casa Rosada, a Uribe, quien había emprendido una sorpresiva gira regional para explicar a sus pares las razones de la presencia norteamericana en sus bases.

En el encuentro, la Presidenta planteó a Uribe la necesidad de "bajar el nivel de conflictividad" de la región y le manifestó que el acuerdo entre Bogotá y Washington no sólo era una "inconveniencia" sino que también podría convertirse en "bomba de tiempo".

Más explícitos en su rechazo al plan colombiano fueron el venezolano Hugo Chávez y el ecuatoriano Rafael Correa.

Una reunión muy protocolar

La cumbre de presidentes será muy corta, de apenas una hora y media, y protocolar. Quizás hasta haya poco tiempo para los discursos.

Sucede que hablarán la mandataria chilena, Michelle Bachelet, que traspasará la presidencia pro témpore del grupo regional al anfitrión de la reunión, Correa. Además, los mandatarios están invitados a la asunción del nuevo mandato del jefe de Estado ecuatoriano.

Por eso, tal vez la Presidenta no vaya a presentar el otro tema de peso de la agenda argentina en la Unasur. Era, o es, más bien, un asunto institucional y la unión aún lo tiene pendiente de tratamiento.

Se trata de la creación de la secretaría general del organismo y del nombre del candidato que ocupará ese sillón. El año pasado, el gobierno nacional planteó la candidatura del ex presidente Néstor Kirchner. Pero, a fines del año pasado, aunque el ex mandatario recibió el rechazo explícito del jefe de Estado de Uruguay, Tabaré Vázquez.

Ecuador fue el primer país en apoyar a Kirchner para ese puesto. Pero, probablemente por cortesía con la Presidenta, no incluirá su discusión en los temas de la agenda de la cumbre de Quito.

De esa forma, Cristina evitará tener que defender en un foro internacional una postulación que debería salir por consenso general de todos los miembros y que, de antemano, ya tiene un fuerte rechazo.

En el periplo presidencial, todo tiene que ver con todo: ante el creciente conflicto entre Uribe y Hugo Chávez, el gobierno aprovechará para ampliar la capacidad de exportación a Venezuela, adonde la mandataria viajará mañana.

Productos argentinos

El viaje presidencial, ideado como una misión comercial, se organizó ante las recientes declaraciones de Chávez, que anunció que suspenderá las relaciones comerciales con uno de sus mayores mercados, el colombiano, y necesitará adquirir productos de otros países. Para eso está la Argentina.

Cristina Kirchner arribó anoche en el avión Tango 01 junto con el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, además de la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

Al llegar, se encontró con el canciller argentino, Jorge Taiana, y con el ministro de Salud, Juan Manzur, que estaba desde anteayer en esta ciudad, en una cumbre por la gripe A.

Comentá la nota