La presidenta Fernández madrina de una niña

(Colonia Barón) - Una cálida ceremonia se vivió ayer a la mañana en la Iglesia de Colonia Barón, donde la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, fue elegida madrina de Débora Morena Celli Reyes, por ser la séptima hija mujer de una familia oriunda de esa población pampeana.
En representación de la jefa de Estado asistió su edecana. Cabe agregar que en el año 1974 se estableció por decreto el alcance al madrinazgo presidencial.

En el transcurso de la ceremonia, el director de Prensa y Ceremonial de la Cámara de Diputados, Federico Gómez, en representación del vicegobernador Luis Campo, le entregó un presente a la mamá de la pequeña Débora, cómo así también un saludo del titular de la Legislatura, que fue quien inició los trámites para que sea posible el madrinazgo de la mandataria.

La madre, con una alegría indisimulada, con palabras entrecortadas por la emoción y las lágrimas, dijo al finalizar la ceremonia: "Es un orgullo que haya aceptado ser madrina, es una situación que hace muchos años que no se daba en la provincia".

La mujer, también tuvo palabras de agradecimiento hacia el vicegobernador. "Se ha portado muy bien, ha sido maravilloso con mi familia. También lo fue la presidenta por habernos enviado tanta alegría", expresó.

La familia está conformada por siete hijas, de las cuales dos están en pareja y una embarazada. El padre, por su parte, se desempeña como alambrador.

Sobre el final de la ceremonia, la mamá de Débora concluyó: "El bautismo fue hermoso. Nunca me imaginé tantas alegrías juntas, quiero que le quede de recuerdo a mi pequeña".

Comentá la nota