La presidenta estará mañana en el parque de España y en Villa Corrientes

La presidenta estará mañana en el parque de España y en Villa Corrientes
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner desembarcará mañana en la ciudad para recorrer, junto al gobernador Hermes Binner y el intendente Miguel Lifschitz, la obras del muelle del parque de España y participar del acto del cierre del Programa Rosario Hábitat en Villa Corrientes (ex La Lata). En ese marco, y pese a las versiones cruzadas, la jefa del Estado no tiene previsto recorrer los barrios que padecieron los efectos de la fuerte tormenta del 2 de febrero pasado.
Se trata de la primera visita de Fernández de Kirchner a Rosario como presidenta. El 26 de febrero de 2008 había participado de un acto en Villa Gobernador Gálvez y el 20 de junio, Día de la Bandera, las condiciones meteorológicas le impidieron llegar a la ciudad. Luego, el 5 de septiembre, inauguró la ampliación de la planta de calzados en Arroyo Seco.

"La presidenta estará en Rosario", dijo el secretario de Gobierno municipal, Horacio Ghirardi, a la hora de anunciar la visita que comenzará entre las 12 y las 12.30, lapso en el que el avión elegido para transportarla aterrizará en el Aeropuerto Internacional Islas Malvinas.

Si bien la avanzada de Protocolo presidencial recién definía anoche en Rosario los alcances del recorrido a encarar, la jefa del Estado sería recibida por Binner en el aeropuerto, tras lo cual abordarían un helicóptero que los depositará en Prefectura, donde aguardará Lifschitz.

Luego recorrerán las obras del muelle del parque de España, que comenzaron —con demora— a mediados del año pasado (la inversión es de 55 millones de pesos).

Los trabajos, con financiamiento nacional, contemplan la reconstrucción del sector que se desmoronó (con cuatro pescadores incluidos) el 13 de marzo de 2005, la ampliación del parque y la edificación de tres muelles de pesca.

Después, Fernández de Kirchner, su comitiva y las autoridades provinciales y municipales se trasladarían por tierra hasta Villa Corrientes, donde encabezarán la entrega simbólica de documentación a un grupo de vecinos beneficiados por el plan de erradicación de asentamientos irregulares.

"Esperamos algún anuncio vinculado con la segunda fase del Rosario Hábitat", deslizaron desde el Palacio de los Leones, expectantes con la profundización del programa financiado por la Nación y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Entre las 14 y las 14.30, la presidenta emprendería el regreso a la Capital Federal.

Todo indica que el paso por alguno de los barrios más afectados por la tormenta quedará afuera de la hoja de ruta, según dejaron entrever distintas fuentes consultadas por La Capital.

Esa posibilidad había sido alimentada por el propio Ghirardi: "Da la sensación de que la presidenta está con una agenda de recorrida por el país, mostrándose en zonas que tuvieron conflictos".

Días atrás, Fernández de Kirchner sobrevoló en helicóptero la zona afectada por el alud en Tartagal (Salta). Luego recorrió a pie las calles de esa ciudad y habló con los vecinos.

No obstante, el diseño del periplo barrial de la presidenta estuvo condicionado por "el clima social". Ese factor hizo que el miércoles algunos kirchneristas de peso desestimaran el desembarco.

Rosario viene registrando una seguidilla de piquetes, con diferentes niveles de conflictividad, en demanda de asistencia tras la tormenta. Y a nadie escapa que el inconcluso enfrentamiento entre la Casa Rosada y el campo continúa sensibilizando la epidermis santafesina.

Comentá la nota