La presidenta elogió a un productor mendocino en su discurso

Carlos Herrada consiguió venderles a los rusos 100 contenedores de ciruela disecada.
Carlos Herrada fue el único empresario mendocino que integró la comitiva que acompañó a la presidenta Cristina Fernández en su misión comercial a Rusia. A su regreso, la primera mandataria lo destacó hoy en su discurso por los logros de ese viaje mientras horas antes su padre José, productor de General Alvear, criticaba con dureza la intervención del secretario de Comercio Exterior, Guillermo Moreno, en la protesta agraria por el precio del damasco.

Incluso hizo referencia a los rumores que existen sobre el funcionario de que realiza aprietes en sus negociaciones: "Yo creo que puso el revólver en el escritorio para hablar con nosotros", afirmó Herrada cerca del mediodía en declaraciones a Radio Nihuil.

"Después de la charla con Moreno quedamos bastante mal parados porque no tenemos ningún camino para donde disparar, estamos acorralados entre el Estado y los industriales", remarcó José, quien anoche dejó su celular en manos de su esposa porque estaba reunido con productores alvearenses.

A la tarde, la Presidenta no mencionó el nombre del empresario local pero sostuvo que se trataba de alguien que consiguió venderles a los rusos 100 contenedores de ciruela disecada.

"Acabo de llegar de un viaje en el que un joven mendocino que viajó (en referencia a la comitiva oficial que estuvo en Rusia) acompañando al gobernador Celso Jaque, viajaba para vender 15 contenedores de cerezas (en realidad se trataba de ciruelas) y terminó vendiendo 100".

Herrada hijo es dueño de la industria frutícola Frutos de Mendoza S.A. y reside en el departamento sureño. Esta noche, sus padres esperaban que retornara de su periplo, como les había adelantado por correo electrónico.

"Este viaje es un orgullo para el departamento y para Mendoza, voy a tener el compromiso de representarlos a los productores de ciruelas en especial. Nos organizamos para tener información sobre lo que sería fruta fresca, fruta disecada y de vinos", contó al sitio infoalvear.com.

Al parecer, su padre no tenía demasiadas fichas puestas en ese viaje ya que nunca bajó la guardia para reclamar un incremento en el valor del damasco. Es más, ayer los productores no descartaron nuevas protestas porque el año pasado recibían $0,68 por kilo de las industrias pulperas y el arreglo oficial alcanzó los $0,42.

Comentá la nota