La Presidenta elogió a Khadafy y destacó la "solidez" argentina

Al cerrar su gira, comparó su militancia y sus ideales con los del líder libio.
En el último día de su gira por países árabes del norte de Africa, y a pesar de reconocer que la Argentina será afectada por la crisis financiera mundial, la presidenta Cristina Kirchner destacó ayer la "solidez lograda" por la economía argentina durante los últimos años.

Además, se comparó con el presidente libio, Muammar Khadafy, al afirmar que ambos han "abrazado ideas y convicciones muy fuertes y con un sesgo cuestionador al statu quo ".

En Trípoli, capital del país que Khadafy gobierna desde 1969 luego de un golpe de Estado, la Presidenta afirmó que la gira que encabezó por el Magreb deja "muy buenas perspectivas de negocios", en "momentos de devastación en los grandes centros económicos mundiales".

La Presidenta, que visitó sucesivamente Argelia, Túnez, Egipto y Libia, se mostró "convencida de las economías emergentes darán el giro político, cultural y económico que contribuya al resurgimiento de un nuevo modelo", según informó la agencia de noticias DyN.

Al inaugurar un seminario de oportunidades de negocios, Cristina Kirchner reconoció de manera pública que la crisis global también alcanzará de alguna manera a la economía argentina.

"Sería ingenuo pensar que pueda haber país que no va a ser tocado o alcanzado por coletazos de esta crisis sin precedentes de los grandes centros desarrollados", afirmó, poco antes de emprender su viaje de regreso a Buenos Aires, donde se espera su llegada para las 8 de hoy.

Parecidos

Consultada por la prensa argentina que cubrió la gira, la Presidenta se mostró "muy contenta" por los resultados de su periplo. "La gira constituye una apertura comercial y política hacia la región, a la cual nos vinculan intereses similares por tratarse de economías emergentes", destacó.

Luego llegó la comparación con el líder libio, que en los últimos años mejoró su relación con Washington y permitió que su país deje de ser considerado como impulsor del terrorismo internacional.

"Yo y el líder de la nación libia hemos sido militantes políticos, desde muy jóvenes, hemos abrazado ideas y convicciones muy fuertes y con un sesgo fuertemente cuestionador al statu quo ", afirmó Cristina Kirchner.

Y agregó: "Estoy persuadida de que las alianzas estratégicas con países de la línea Sur-Sur constituyen una alternativa para sostener las economías de las naciones del mundo".

Además, volvió a criticar las economías internacionales en crisis, y pronosticó un mundo cuya base "ya no será la especulación financiera, sino el trabajo y el valor agregado a las materias primas".

Cristina Kirchner aclaró que en la Argentina "las claves desde 2003 fueron diversificar nuestra matriz de producción" y destacó el papel de la industria en la recuperación económica.

"Pasamos a ser un país en el que también las manufacturas y productos con valor agregado tienen un rol importantísimo en el crecimiento económico", dijo.

Sus últimas declaraciones incluyeron un párrafo sobre recientes datos del Indec que hablan de un 7,8% de desocupación y sobre el superávit fiscal, "que permitió tener reservas en el Banco Central y mucha solidez en el sistema financiero a partir de la experiencia de 2001".

Comentá la nota