La Presidenta designó al Roña Castro coordinador de Prácticas Saludables

Jorge Castro (Locomotora) siempre estuvo cerca de los Kirchner. Nació en Caleta Olivia, y por eso –según dijo–, se hizo kirchnerista. Cuando Néstor cumplió 59, el 25 de febrero último, el boxeador fue uno de los selectos invitados que llegó a Olivos con regalos: un par de guantes para Lupín (así llama al ex presidente) y un cinturón de campeón para Cristina Kirchner.
Dos meses después, los Kirchner lo nombraron coordinador de Prácticas Saludables de la Secretaría de Deporte de la Nación, cargo por el que percibe –según consta en el Sistema Nacional de Empleo Público– 9.904 pesos mensuales.

Para designarlo, Cristina tuvo que firmar una "autorización excepcional" debido a que el boxeador no reúne los "requisitos mínimos" para esa función: no tiene título profesional, ni diez años de experiencia laboral concreta para el cargo. Así está escrito en el Boletín Oficial del 7 de mayo de 2009, donde se publica la designación por Decreto N° 446/2009.

El cargo para el que fue designado no parece encajar en la vida del campeón, ligada a los excesos. Un accidente en bicicleta, que le dejó secuelas físicas, marcó el comienzo de su carrera profesional. Después fue el sobrepeso, que lo atormentaba cada vez que subía a un ring. Y siempre, la cercanía con la muerte: en 1995 sufrió un grave accidente en la Ruta Provincial N° 12, en el que perdió la vida su acompañante.

En junio de 2005, volvió a chocar. Esta vez contra un árbol en la Costanera Sur y con graves consecuencias: estuvo tres semanas en coma con múltiples traumatismos.

Enrique Ricci, mánager del boxeador, consideró que el nombramiento es una "ayuda" y un "reconocimiento" para el deportista. "Si te fijás en el organigrama, él es el último orejón; no es que le dieron el puesto de secretario de Deporte", justificó Ricci.

Según informó su mánager, Castro "cumple horario administrativo" en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard), donde funciona la Secretaría de Deporte. Sin embargo, Perfil.com llamó al Cenard en tres oportunidades para intentar dialogar con Castro, pero los intentos resultaron fallidos.

La telefonista explicó que "es difícil encontrarlo", porque Castro aún no tiene una oficina allí. Esa es la misma razón por la que Castro decidió posponer la entrevista que había pautado con Perfil.com. Su mánager prometió: "La podemos hacer cuando tenga todo armado, con la foto de Cristina y la bandera argentina de fondo".

Comentá la nota