La Presidenta defendió la expropiación de Aerolíneas ante la prensa española

En entrevistas al diario ABC y a la cadena TVE aseguró que la reestatización permite recuperar un servicio "que no se estaba prestando" y negó que sea una "provocación" al gobierno de Zapatero
En los contactos de Cristina Kirchner con la prensa española tuvieron un tema excluyente: una cerrada defensa de la expropiación de Aerolíneas Argentinas y Austral, uno de los temas más conflictivos de la agenda bilateral.

En entrevistas con el diario ABC y la cadena Televisión Española (TVE) , la Presidenta aseguró que la reestatización de las líneas aéreas "permite recuperar un servicio que no se estaba prestando" y que irá por los "carriles" que prevé la ley de Expropiaciones argentina.

Además, negó que la medida sea una "provocación" al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y aseguró que le hubiera gustado "no tener que tomar la decisión" de nacionalizar las compañías aéreas.

"La expropiación de Aerolíneas es la culminación de un proceso decidida por el Parlamento, como resultado de un servicio público que no se estaba prestando", aseguró la jefa del Estado a ABC.

Enseguida, reaccionó a una consulta de los periodistas Angel Expósito y Carmen Muñóz respecto de si hubo "cierto tinte de provocación" en la nacionalización de las líneas aéreas. "¿Por qué una provocación? Simplemente es un acuerdo social para restablecer y garantizar la prestación de un servicio público. Nunca hubo intención de provocar, al contrario, siempre traté de llegar a un acuerdo. La propia decisión no me gustó haberla tomado, pero cuando uno gobierna debe ser responsable", replicó Cristina Kirchner.

"Nunca funcionó adecuadamente". En el diálogo con TVE destacó el rol del Congreso en el proceso de nacionalización. Relató que ella misma fue quien decidió que fuera el Parlamento el que abordara el tema porque "era un asunto que excedía el propio Poder Ejecutivo", consignó la agencia EFE.

Además, aunque evitó hablar del grupo Marsans, reforzó las críticas al funcionamiento de las compañías durante la privatización. "La privatización de Aerolíneas nunca funcionó adecuadamente y culminó con una no prestación del servicio que colocó al país en graves problemas de conectividad", indicó.

Sin dar precisiones sobre el acuerdo que la Casa Rosada espera cerrar con Marsans mientras dure la visita oficial a Madrid, la Presidenta se limitó a asegurar que el proceso de expropiación se realizará por "los carriles que marca la ley de Expropiación" y que el valor de las empresas "será el que fijen los tribunales de tasación".

La Presidenta también dio entrevistas a los canales de televisión Cadena Ser y La Sexta . El contenido de esos intercambios con la prensa aún no trascendieron.

"El mejor de los últimos 50 años"

Cristina aprovechó la entrevista con ABC para elogiar a su marido y tuvo que contestar sobre su rol en el Gobierno.

"¿Le molesta que se diga que el verdadero presidente de la Argentina es Néstor Kirchner y no usted?", quiso saber el diario español. "No, porque cuando él llegó al poder se decía que la presidenta iba a ser yo. Por entonces yo aparecía en las portadas de las revistas con cara de mala y fama de que quien mandaba era yo, con mi carácter y decisiones. Perdónenme, pero si tuviera que repetir lo que se lee en los diarios... Casi sería para asistir al terapeuta si Néstor y yo no nos consultáramos nada ahora y antes. Hemos hecho una vida juntos en todo, en lo familiar y en lo político", respondió.

Enseguida, llegaron los halagos. "Kirchner ha sido el presidente más exitoso de los últimos cincuenta años en la Argentina", aseguró.

Comentá la nota