LA PRESIDENTA CONTINUA RETOMANDO SU ACTIVIDAD EN LA RESIDENCIA DE OLIVOS

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner continuaba esta mañana recluida en la Residencia de Olivos, retomando paulatinamente sus tareas habituales luego de su problema de salud, y no se descartaba que durante la jornada mantenga reuniones con miembros de su Gabinete.
Luego de varios días de reposo aconsejado por el médico Luis Buonomo tras sufrir un "cuadro de lipotimia asociado a una deshidratación leve", la jefa de Estado empezó ayer con algunas reuniones de trabajo con los ministros de Trabajo, Carlos Tomada, y de la Producción, Débora Giorgi, y con el secretario de Agricultura, Carlos Cheppi.

También se reunió con el jefe de Gabinete, Sergio Massa, y el ministro del Interior, Florencio Randazzo, además del intendente de San Nicolás, Marcelo Carignani, y el diputado nacional José María Díaz Bancalari, donde habló sobre el conflicto de Siderar.

El legislador confirmó, en declaraciones por Radio Continental, que la Presidenta le comentó que sufrió una "fuerte baja de presión" y un "desmayo" la semana pasada. No se permitió el ingreso de fotógrafos ni periodistas ayer en la Quinta de Olivos en ocasión de la serie de reuniones llevadas a cabo por Fernández de Kirchner. De acuerdo a la agenda oficial prevista hasta esta mañana, la reaparición pública de la primera mandataria tendrá lugar recién mañana en el acto que encabezará para anunciar incentivos para la adquisición de maquinaria agrícola.

La ceremonia está prevista, hasta el momento, para las 11.30 en la Residencia de Olivos.

El jueves, la jefa de Estado visitará a las 19 el partido de Berazategui para recorrer obras de la red cloacal.

Comentá la nota